Público
Público

Hallado un freno al envejecimiento en los cromosomas

La eliminación de la proteína TRF1 causa la muerte de los ratones en tres días

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un grupo de investigadores españoles ha desvelado una pieza más del envejecimiento y el cáncer en mamíferos. Se trata de la proteína TRF1, que protege las puntas de cada cromosoma. Los investigadores, liderados por María Blasco, del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, han descubierto que eliminar esta proteína lo que se logra borrando el gen que la produce es suficiente para desencadenar un envejecimiento vertiginoso en ratones que los lleva a la muerte a los tres días de nacer. 'Es absolutamente esencial para la vida', explica Blasco a Público.

TRF1 se encuentra en los telómeros, la punta de los cromosomas. La proteína integra un escudo protector conocido como shelterina. Aunque la función de salvaguarda de esta proteína ya se había apuntado, es la primera vez que se describen los efectos tan adversos de eliminarla, según el equipo de la investigación.

En un estudio que publica hoy Genes & Development los investigadores anularon la acción del gen en la piel de ratones. Los animales modificados nacían cubiertos de manchas características de una edad muy avanzada y morían a los tres días. Sus síntomas previos a la muerte son similares a los de las personas cuyos telómeros están dañados, explica Blasco. Eliminar el TRF1 activa el mecanismo de reparación celular que a su vez acelera el envejecimiento. Si se anula la reparación, los ratones son capaces de vivir hasta cuatro semanas, pero todos desarrollan cáncer, lo que muestra que el gen también es un importante guardián contra esa enfermedad, concluye Blasco.