Público
Público

Hamburguesas con una vida eterna

Un experimento fotográfico revela que una hamburguesa de McDonald's permanece inalterable durante meses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sally Davies, una fotógrafa de Nueva York, y vegetariana desde hace décadas, quiso hacer un curioso experimento fotográfico a través de Internet, para denunciar los peligros de la comida basura. Para ello, acudió a un McDonald's y compró un menú Happy Meal. Su idea era presentarlo en un plato y hacerle una foto al día y colgarla en Internet, en su perfil de Facebook y en Flickr. Pensaba que día tras día la hamburguesa y las patatas se irían deteriorando.

Sin embargo, el experimento no ha salido como ella esperaba. Al pasar los días y ver que las fotografías que realizaba eran prácticamente iguales, Davies comprobó que la hamburguesa no se veía afectada por estar expuesta y no le aparecía el moho que ella esperaba. 'Planeé fotografiar la descomposición de la hamburguesa todos los días y así comprobar el proceso de deterioro', asegura la fotógrafa, que abrió una página en Facebook denominada McDonalds Happy Meal Project. 'Pasé a fotografiar el plato cada semana, pero nada'.

Así, no ha habido muchos cambios en el menú de McDonald's desde el 10 de abril de 2010 en que inició el experimento fotográfico. El pan se ha endurecido e incluso una pequeña parte se ha desprendido y la carne se ha reducido en tamaño debido a que se ha secado, pero no ha habido muchos más cambios.

La existencia de su proyecto se ha difundido rápidamente por Internet, lo que ha provocado que McDonald's haya hecho una declaración pública sobre el asunto. La cadena de restaurantes de comida rápida asegura que algo 'debe de haber alterado el alimento de alguna forma'. 'El Happy Meal dejó de oler en poco tiempo y pronto comenzó a parecer una versión plastificada del menú', asegura. 'Seis meses después la comida tiene un tacto de plástico y un brillo acrílico y está dura como una roca', apunta Davies.

Davies, una fotógrafa de reconocido prestigio, asegura que no está tratando de ir contra la comida de McDonald's y afirma que no tiene razones para creer que este fenómeno sea exclusivo de los alimentos de esta cadena. 'A pesar de que utilicé un Happy Meal de McDonalds para este proyecto, podría haber sido un menú de cualquier otro restaurante', apunta. 'Simplemente, McDonald's está cerca de donde yo vivo'.

No es la primera vez que una hamburguesa de McDonald's permanece inalterable durante mucho tiempo. Foros y blogs en Internet apuntan a usuarios que aseguran tener hamburguesas que tienen más de 12 años y que han permanecido prácticamente igual que el primer día.

Incluso, un ciudadano estadounidense, Len Foley, ha puesto en marcha el Museo de la Hamburguesa Biónica. En su casa, asegura que tiene decenas de ejemplares de hamburguesas compradas en diferentes momentos y sobre las cuales no parece que haya pasado el tiempo.

Todos los alimentos que componen el menú de McDonald's se preparan a diario en nuestros restaurantes. No nos es posible proporcionar una explicación detallada acerca de lo ocurrido en este experimento sin conocer las condiciones en que los alimentos se mantuvieron durante todo este tiempo. Todas las piezas de carne que servimos en las hamburguesas de McDonald's en EEUU se hacen con 100% carne de vacuno que se somete continuamente a inspecciones. Es una carne cocinada con sal, pimienta y nada más; ni conservantes, ni rellenos. Nuestro pan de hamburguesas está hecho de harina de trigo de cosecha propia. Nuestras patatas fritas, de fama mundial, están hechas a base de patatas frescas y fritas en una mezcla de aceites de canola. Todos estos alimentos son los mismos que los consumidores pueden adquirir diariamente en sus tiendas de comestibles locales: carne, pan y patatas.

Las bacterias y los mohos crecen únicamente en determinadas condiciones. Por ejemplo, sin la humedad suficiente, ya sea en el propio alimento o en el medio ambiente en el que se encuentre, las bacterias y el moho, y la descomposición asociada, es poco probable a surgir. Si el alimento se seca lo suficiente, no va a crecer el moho ni las bacterias. De hecho, cualquier alimento comprado en un restaurante o tienda de comestibles o incluso preparado en casa que carezca de la humedad necesaria, también se deshidrata y sufrirá resultados similares.

Los estándares de calidad y seguridad de los alimentos de McDonald's se encuentran entre las más altas de la industria. McDonald's se surte de sus ingredientes de proveedores autorizados, que cumplen con normas estrictas para la seguridad y la calidad alimentaria, incluyendo un ambiente controlado, bien mantenido y limpio en toda la cadena de suministro. Además, desarrollamos procedimientos estrictos para el manejo y almacenamiento, trabajamos duro para reducir al mínimo cualquier exposición que contribuya a la presencia de moho, bacterias u otros microorganismos.