Público
Público

R2, el robot que pasó de astronauta a ensamblador

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

 

El Robonauta 2 (R2) es una máquina con forma humanoide desarrollada por la NASA y la compañía automovilística General Motors, que fue presentada ayer. La versión original fue diseñada hace 10 años con el propósito de enviar el artefacto a misiones de investigación espacial. Sin embargo, su tarea original ha sido sustituida por la fabricación de coches.

El nuevo modelo es más fuerte, más hábil y con una tecnología más avanzada. Cada uno de sus brazos es capaz de soportar más de nueve kilos de peso y sus pulgares son oponibles. Estas características hacen que sus creadores consideren al R2 como una herramienta idónea para trabajar en plantas de cadenas de montaje, como las automovilísticas. “Se trata de conseguir coches más seguros y plantas más eficaces”, afirmó ayer el videpresidente de Investigación y Desarrollo de General Motors, Alan Taub. “Nuestro desafío es construir máquinas que puedan ayudar a los humanos en su trabajo”, explicó el director del Centro Espacial Johnson de la NASA, Mike Coats.

No obstante, la agencia no ha olvidado su propósito inicial y también espera poder utilizar a R2 en futuras misiones espaciales. “La tecnología punta en robótica representa una gran promesa, no sólo para la NASA, sino para toda la nación”, manifestó el administrador de Sistemas, Misiones y Exploración de la agencia, Doug Cooke. “Estoy muy emocionado con las nuevas oportunidades para humanos y para la exploración espacial que estos robots tan versátiles nos pueden proporcionar”, concluyó Cooke.