Publicado: 13.05.2014 21:15 |Actualizado: 13.05.2014 21:15

Mario Costeja: "Mi lucha ha sido por los que vienen detrás"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mario Costeja ha llegado a la meta. Este hombre se ha impuesto a Google tras un litigio de 15 años, en los que ha peregrinado por instituciones en España y Europa, hasta que finalmente el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), ha fallado a su favor. La resolución del tribunal sienta jurisprudencia y defiende el 'derecho al olvido' de los usarios frente a los intereses comerciales de Google.

El móvil de Costeja no ha dejado de sonar durante el día de hoy. Familiares, amigos y medios no han querido esperar ni un momento para felicitarle por su proeza, para reconocer a David su victoria frente al Goliat estadounidense. "Sobrepasado" ante tanta atención mediática ("¡no sabía que existían tantos medios!"), atiende a Público satisfecho por la sentencia, aunque consciente de que, después de esta victoria, será muy difícil que Google o cualquier otro buscador 'olvide' su nombre.

¿Cómo valora la sentencia y qué supone para usted personalmente?

Estoy muy contento. Que te den la razón, después de tantos años, por algo por lo que has luchado tanto... Estoy satisfecho, la verdad.  Muchos años de batalla y al final hay una frase que siempre digo: "resistir es ganar", y en este caso se ha convertido en realidad.

¿Qué cree que supone la sentencia para los derechos de los ciudadanos?

Es un paso adelante. Antes no había camino, ahora hay un camino. Antes las personas no sabían dónde dirigirse porque Google te decía que fueras a Estados Unidos a reclamar. Ahora no puede decir eso porque cada país de la Unión Europea tiene una ley que le protege. Ese es el camino que hemos abierto.

La sentencia es firme, el Tribunal es la última instancia jurídica y no hay ninguna más alta a la que acudir. Sienta jurisprudencia.  

"Va a ser muy difícil que los buscadores se olviden de mi. Y ya me da igual. Mi lucha ha sido por los que vienen detrás"De todas formas, ha habido una pequeña confusión con lo que supone el derecho al olvido. Yo no estoy de acuerdo con un derecho al olvido generalizado; la supresión de datos es por lo que yo luchaba. La supresión de datos que efecten a la dignidad, a los derechos humanos, la honorabilidad y todos estos casos. Porque lo que es el derecho al olvido generalizado en sí puede llegar a tocar otro derecho fundamental como la libertad de expresión, y yo siempre he luchado por ella. Un político que eche mano a la caja, que tenga una sentencia firme contra él y tras la condena diga: "quiero derecho al olvido y que esto se suprima", creo que eso no es lo correcto. Yo luchaba por eliminar los errores, los datos que no son reales, que no tienen relevancia y pueden afectar a la honorabilidad de las personas. Por eso lo llamábamos "supresión de datos".

¿Cuándo cree que le olvidarán definitivamente?

(Se ríe) ¡Yo creo que ahora ya nunca! Ya va a ser muy difícil que se olviden de mi. Y francamente, me da igual. Mi lucha ha sido por los que vienen detrás, yo tengo un hijo y una hija jóvenes, ahora sé que a ellos no les pasará lo mismo. Ahora hay una ley que protege a las personas que se encuentren en mi situación. Lo importante es que existan leyes buenas y que cualquiera pueda acudir a ellas en su defensa, luego puedes acudir o no, pero que estén ahí. Que puedas luchar por tus intereses.

Me gustaría decir que Google era un buena herramienta, pero creo que ahora es perfecta, porque ya hay unas reglas de juego justas.