Público
Público

Un método forense rastrea la fuente de un contagio de VIH

Científicos de EEUU demuestran que un hombre infectó a seis mujeres con el virus

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En septiembre del año pasado, el estadounidense de origen francés Philippe Padieu fue condenado a 45 años de cárcel por 'asalto agravado por utilización de un arma peligrosa' a seis mujeres. El arma no era punzante ni de fuego, sino mucho más sofisticada. Se trataba del VIH, que el acusado había transmitido a las víctimas sabiendo que lo hacía y evitando deliberadamente informarlas sobre su estatus de seropositivo.

Para condenarle no bastó con los testimonios de las mujeres. Fue clave la participación de los científicos de la Facultad de Medicina de Baylor y la Universidad de Texas (EEUU), que utilizaron un método forense, el análisis filogenético, para comparar el VIH de las víctimas con el del acusado. Un año después, los científicos describen en PNAS los resultados de su investigación.

El profesor de la Universidad de Texas David Hillis explica a Público que el análisis filogenético ya ha sido utilizado para asociar a un individuo con una cadena de transmisión. La novedad es que la técnica 'se ha refinado' y permite no sólo saber que el virus es el mismo, sino cuál es el origen del otro. 'Significa que algunas de las secuencias de la fuente estaban más relacionadas con secuencias de virus presentes en el receptor que con otras secuencias del virus de la propia fuente', resume Hillis.

El científico reconoce que, como 'todos los métodos forenses', se trata de una herramienta estadística, por lo que se puede identificar a la fuente 'con un alto grado de probabilidad, pero no libre de error'. La utilización de esta técnica es especialmente relevante en el caso del VIH, porque el virus muta en muy pocos meses. En el análisis, se utilizó lo que los investigadores definen como 'cuello de botella genético', que implica la similitud de los virus de la fuente con los del receptor y que es lo que se rastrea para buscar un nexo.