Público
Público

La opinión de un indeciso es predecible

Las asociaciones mentales automáticas condicionan las elecciones futuras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A los humanos nos gusta pensar que tomamos las decisiones después de sopesar la información disponible y comparar las opciones que se nos presentan. Sin embargo, estudios recientes confirman que la mente escoge con frecuencia el camino sin pedirle cuentas a su propietario. Una de estas investigaciones se publica hoy en Science. Sus autores afirman que los resultados podrían ayudar, entre otras cosas, a incrementar la precisión de las encuestas electorales.

El artículo, elaborado por investigadores de las universidades de Ontario en Canadá y Pádova en Italia, muestra cómo es posible predecir las decisiones que una persona tomará en el futuro respecto a un asunto sobre el que aún no ha tomado una decisión consciente. Para llegar a esta conclusión, los autores realizaron un estudio con 129 habitantes de la ciudad de Vizenza a los que preguntaron sobre sus opiniones en torno a la ampliación de una base militar estadounidense cerca de la ciudad. A los voluntarios se les realizaron tres pruebas: una pregunta simple en la que se les interrogaba sobre si estaban a favor o en contra de la ampliación, o si permanecían indecisos; diez cuestiones sobre los argumentos para sustentar su opinión; y un test con el que se medían las asociaciones automáticas, positivas o negativas, sobre ello. Las pruebas se realizaron dos veces con una semana de separación y se compararon los resultados.

Decisión inconsciente
Los investigadores observaron que los participantes que ya tomaban una decisión consciente en la segunda prueba, pero aún no lo tenían en la primera, se habían visto muy condicionados por las asociaciones automáticas observadas en la primera medición. En el caso de los participantes que ya tenían una decisión tomada en el primer test sucedió lo contrario. Las asociaciones automáticas se vieron reforzadas en la dirección de la opinión expresada por los voluntarios durante la primera encuesta.

La capacidad de medir estas asociaciones automáticas, positivas o negativas, podría permitir conocer la decisión que tomará en el futuro una persona indecisa. En el caso del estudio publicado hoy el grado de acierto en la predicción rondó el 70%.

Necesario para sobrevivir
Timothy Wilson, de la Universidad de Virginia, explica también en Science que estos mecanismos pueden ser fruto del proceso evolutivo. Sin este piloto automático, dice el investigador, “estaríamos atascados ponderando cada pequeña decisión, como poner primero el pie izquierdo o el derecho”. “Pero como resultado”, indica Wilson, “somos a menudo extraños para nosotros mismos, incapaces de observar directamente el funcionamiento de nuestra propia mente”.