Público
Público

La polución asfixia a Aguirre

La contaminación en la Comunidad de Madrid volvió a rebasar los límites legales en 2010, según Ecologistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La boina de contaminación que cubre estos días Madrid es en realidad un gran sombrero mexicano que se extiende por toda la comunidad autónoma. La polución atmosférica volvió a rebasar los límites legales en la región en 2010, según un informe de Ecologistas en Acción elaborado con los propios datos del Gobierno de Esperanza Aguirre. La ONG denuncia 'una década de incumplimiento'.

Los tres contaminantes más preocupantes, un año más, son el dióxido de nitrógeno, las partículas en suspensión PM10 y el ozono troposférico. El 80% de estos tóxicos sale de los tubos de escape de los coches de la región, según reconoce la propia Comunidad.

La ministra Aguilar cita urgentemente a la Federación de Municipios

Tras el escándalo de la reubicación en zonas verdes de estaciones de medición en la capital para 'maquillar' la contaminación, denunciado por la Fiscalía de Medio Ambiente, y el inicio de una macroinvestigación para ver si ocurre lo mismo en otras grandes ciudades españolas, la suciedad en la región de Madrid ha colmado el vaso. La ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, convocó ayer de manera urgente al presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Pedro Castro, para actuar de manera conjunta contra la contaminación. La reunión tendrá lugar el jueves. La Comisión Europea ha llevado a España ante el Tribunal de Justicia de la UE por incumplir las normas de calidad del aire.

Para Ecologistas en Acción, que presenta hoy su informe en Madrid, los resultados constatan el 'fracaso' del Plan Azul, un paquete de un centenar de medidas para atajar la polución aprobado por el Gobierno conservador en 2005. Para la ONG, es un conjunto de 'medidas cosméticas e intrascendentes' que eluden la raíz del problema: el tráfico.

En todas las estaciones de medición, salvo tres, se superaron los niveles anuales de partículas PM10 recomendados por la Organización Mundial de la Salud. La red de la comunidad incluye 23 puntos de medición. En uno de ellos, Torrejón de Ardoz, los umbrales diarios se excedieron 65 veces, cuando la ley sólo permite 35, según denuncia Ecologistas. La contaminación por partículas aumenta el número de muertes por enfermedades respiratorias y cardiovasculares. La Comisión Europea calcula que la contaminación atmosférica produce 370.000 muertes prematuras cada año, 16.000 de ellas en España.

El '0%' de conductores hizo caso a Gallardón y renunció al coche

Fuentes de la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid sacan pecho, no obstante, de las medidas tomadas: '85 nuevas estaciones de Metro desde 2003, siete millones de árboles plantados desde 2006, ayudas económicas para eliminar la calefacción de carbón'. Sin embargo, la contaminación sigue ahí. 'El tema de la calidad del aire es cosa de todos, no podemos obligar a los ciudadanos a coger el Metro', explican.

'Está claro que las medidas son ineficaces, porque la contaminación sigue siendo muy superior a la permitida y está causando muertes prematuras', opina el médico neumólogo José Manuel Freire, número 5 de la candidatura del PSOE a la Asamblea de Madrid. Freire, uno de los ideólogos del sistema de salud vasco, acusa a Aguirre de 'descuidar totalmente la salud pública'.

El Ayuntamiento de Madrid pasó ayer al contraataque. El alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, exigió al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero el fin de las ayudas a los coches diésel, los más contaminantes, porque 'contribuyen de forma muy importante a que las ciudades no alcancen los niveles de aire limpio que marca la UE'. Madrid pidió el lunes a los conductores, por primera vez, que usaran el transporte público. Su propuesta tuvo un seguimiento del '0%', según el consistorio.

España se enfrenta ya en los tribunales a la Comisión Europea, que en noviembre presentó una denuncia contra cuatro países por incumplir la normativa comunitaria.
El portavoz comunitario de Medio Ambiente, Joe Hennon, aseguró en conversación con ‘Público' que España se enfrenta a una 'multa considerable', pero sólo si el Tribunal confirma una posible sentencia condenatoria con otra decisión posterior, que tardaría años en llegar.

Bruselas 'confía en la información suministrada por los estados miembros', aseguró Hennon, que reconoció que la directiva de 2008 que regula la calidad del aire no prevé mecanismos de control independientes, por lo que el Ejecutivo comunitario no podría enviar a expertos a Madrid o Barcelona.

Las normas comunitarias sí reclaman que los medidores se coloquen 'en las zonas de mayor polución', señaló el portavoz. El descubrimiento del fraude en el Ayuntamiento de Madrid es 'una muestra de que existen métodos para hacer cumplir las leyes europeas', añadió.

La última recopilación estadística europea muestra decenas de áreas que superan el límite de contaminación en el aire. Entre ellas están Madrid, Barcelona, Córdoba, Granada, Málaga, Sevilla, Zaragoza, Fuerteventura o Santa Cruz de Tenerife. // D. B.