Publicado: 04.05.2015 12:28 |Actualizado: 04.05.2015 12:28

Primer café espresso que se prepara en gravedad cero en la ISS

Ha tenido que ser una astronauta italiana de la ESA la que ha degustado la bebida estimulante, preparada en una cafetera especialmente adaptada para la ingravidez.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
Primer café espresso que se toma en la Estación Espacial Internacional. /@ASTROSAMANTHA/TWITTER

La astronauta italiana de la ESA Samantha Cristoforetti degusta el primer café espresso que se toma en la Estación Espacial Internacional. /@ASTROSAMANTHA

La astronauta italiana de la ESA Samantha Cristoforetti degustó este domingo en la Estación Espacial Internacional, la primera taza de café espresso preparada en gravedad cero, informa la NASA.

"El café: la mejor suspensión orgánica jamás concebida" Espresso fresco en la nueva taza de Zero-G! Para preparar audazmente..., comentó Cristoforetti en su cuenta de Twitter. La cúpula acristalada panorámica del complejo orbital fue el escenario elegido para este momento, que constituye un hito en el consumo de alimentos en el espacio.

La Estación Espacial Internacional recibió hace unas semanas primera cafetera espresso que funciona en condiciones de gravedad cero.



Hasta ahora, los astronautas solo podían tomar café de la variedad instantáneo liofilizado. Pero ahora, con la máquina ISSPresso, tienen acceso a una bolsa de café fresco, caliente cada vez que sientan la necesidad de tomar un estimulante.

Como parte de una empresa conjunta entre la compañía de café italiano Lavazza, la empresa de ingeniería Argotec y la Agencia Espacial Italiana, ISSPresso fue presentada el año pasado. A bordo de la ISS, la máquina ha sido fijada a la pared interior de un módulo de la estación espacial con cuerdas elásticas.

Funciona con cápsulas

La cafetera produce una temperatura de preparación de 75 grados Celsius y replica la presión del agua de una máquina de café terrestre. Lavazza suministrará a la estación cápsulas de café para que siempre haya disponibilidad.

Los detalles de cómo funciona la máquina y el costo del proyecto son escasos ya que algunos de los mecanismos que son propiedad de las empresas involucradas. Lavazza piensa que la máquina estará operando varios años en órbita.