Público
Público

"Sólo retiraremos los enlaces a contenidos con copyright si lo pide un juez"

Bárbara Navarro es la directora de relaciones institucionales de Google España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Bárbara Navarro (Madrid, 1974) ha dedicado buena parte de su trayectoria profesional a trabajar en temas relacionados con la propiedad intelectual. Es, por ello, especialmente cuidadosa al hablar de la protección de los derechos de autor, pero eso no le impide ser inflexible con respecto a las propuestas que amenazan con acabar con la neutralidad de la Red y construir un Internet de dos velocidades, en la que unos contenidos tengan prioridad sobre otros. Navarro es, además, responsable del área de privacidad de Google, una de las más controvertidas de la compañía.

Google ha tenido que retirar imágenes de su servicio de fotografías a pie de calle, Street View, porque aparecían personas que no habían dado su permiso. La compañía asegura que difumina las caras...

En todos los países en los que se ha lanzado Street View, existe una opción para que el usuario pueda informar a Goo-gle de que hay que eliminar una imagen. Tan sólo hay que detallar los motivos y, cuando se comprueba, se tardan unas 24 horas en borrarla. En Europa, se difuminan tanto caras como matrículas, lo que no es impedimento para que alguien pueda ver su privacidad menoscabada y lo comunique. La captación de las imágenes nunca se realiza sobre las personas, sino sobre calles y edificios. Como es imposible evitar que aparezcan transeúntes, utilizamos un programa de reconocimiento para difuminar su rostro. Es una recomendación de las agencias de protección de datos.

Google ha presentado un informe ante el Parlamento Europeo para subrayar que Internet debe ser libre. ¿Temen que las operadoras puedan dar prioridad en el acceso a sus propias páginas?

Creemos en un Internet abierto, libre y democrático. No queremos que las operadoras hagan un uso discriminatorio de las redes priorizando unos contenidos sobre otros. Si en algún momento se gestiona el tráfico en la Red, el usuario debe saberlo y hay que hacerlo con transparencia. Además, hay que crear organismos para atender las quejas de los usuarios que consideren que el servicio se ha visto perjudicado por esa gestión.

¿Por eso lanzaron M-Lab, un programa para comprobar si el operador bloquea cierto tráfico de la Red?

Sí. M-Lab da información al usuario sobre si su Red está siendo gestionada y de qué forma. Todos queremos navegar de forma transparente sabiendo a qué nos enfrentamos.

¿Qué opina Google sobre la desconexión de usuarios que descargan archivos?

La defensa de la propiedad intelectual no tiene nada que ver con la neutralidad de la Red, son temas distintos que se mezclan con frecuencia. Google no tiene una posición clara con respecto al P2P. En el caso de los cortes de línea, defendemos que, en el siglo XXI, no es la mejor solución para el desarrollo de la sociedad de la información.

Pero su buscador sí incluye enlaces a descargas...

Nuestro modelo de negocio no se basa en indexar contenido protegido con derechos de propiedad intelectual. Somos agregadores de contenido, de todo el que está en Internet. Google no puede ni debe tener la potestad para retirar por sí mismo el enlace a una página, aunque lleve a un contenido protegido. Otro tema es que ese borrado provenga de un requerimiento judicial. Google sólo retiraría enlaces a contenidos con copyright si lo pide un juez. Un buscador no puede ser responsable de las páginas que agrega; su deber es buscar, localizar e indexar. No conviene que tome decisiones en función de lo que le pidan entidades privadas.

Google quiere convencer a los usuarios de que recibir publicidad adaptada es un elemento de información. ¿Qué tipo de datos guarda para ofrecer este servicio? ¿Es difícil convencer a un usuario de que la publicidad puede ser útil?

La mayoría de las páginas web funcionan gracias a la publicidad. Lo que estamos ofreciendo es que esa publicidad sea de utilidad al internauta. De cualquier forma, el usuario puede elegir no segmentar los anuncios y recibirlos como hasta ahora. Este sistema no identifica usuarios ni direcciones IP, es un sistema de códigos complejo.

Su buscador se ha adaptado a la censura de China para operar allí. ¿Se le pueden pedir responsabilidades morales a una empresa?

En China hay que elegir entre una censura al 100%, que significa no lanzar el buscador allí, o una censura de un 1%. Hemos optado por la solución que creemos que es menos mala y, por ello, cuando alguien trata de acceder a una página que no está visible por la censura, Google lo indica con un mensaje claro. Es lo único que podemos hacer.