Público
Público

La Soyuz regresa a la Tierra al segundo intento

La cápsula de descenso que trajo de regreso a los cosmonautas se posó a las 05.23 horas al suereste deKazajistán. 15 aviones y helicópteros participaron en la operación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La nave rusa Soyuz TMA-18, con tres tripulantes a bordo, retornó hoy con éxito a la Tierra tras desengancharse al segundo intento de la Estación Espacial Internacional (EEI).

La cápsula de descenso de la Soyuz, que trajo de regreso a los cosmonautas rusos Alexandr Skvortsov y Mijaíl Kornienko, y a la astronauta de la NASA Tracy Caldwell-Dyson, se posó a las 05.23 horas en una zona al sureste deKazajistán.

'La tripulación soportó bien el descenso y el aterrizaje. Los cosmonautas están de buen ánimo', informó al Centro de Control de Vuelos Espaciales (CCVE) de Rusia un miembro de los equipos de rescate, citado por la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti.

Quince aviones y helicópteros participaron en el seguimiento del aterrizaje de la nave espacial.

La falta de hermetismo fue descartada tras las revisiones de rigor

Los tres tripulantes de la Soyuz permanecieron en el espacio 176 días, uno más de lo previsto, debido a un fallo técnico que obligó a aplazar veinticuatro horas su regreso a la Tierra, en el primer incidente de esta naturaleza en la historia de la explotación de la EEI.

La agencia espacial rusa, Roscosmos, precisó que una de las alarmas indicaba falta de hermetismo de la nave Soyuz, lo que fue descartado después de las revisiones de rigor.

'Nos cercioramos de que la señal era falsa, buscamos el desperfecto, descubrimos que era de carácter mecánico y lo solucionamos con la ayuda de los tripulantes', dijo hoy el jefe del Rosmos, Anatoli Permínov, minutos después del aterrizaje de la Soyuz.

Permínov explicó que el desperfecto se debió a que 'los cosmonautas aplicaron una fuerza inadecuada, como resultado de lo cual se rompió un perno y una rueda de un engranaje'.

'Lo más importante es que el grupo técnico halló en un plazo muy breve las soluciones y ya para las 14.00 horas del viernes el problema había sido subsanado', indicó Permínov, quien agregó que, pese a ello, se decidió mantener la decisión de aplazar el desacoplamiento de la nave.

La víspera, un portavoz del CCVE había declarado que el cosmonauta ruso Fiódor Yurchijin, que junto con los estadounidenses Doug Wheelock y Shannon Walker permanece en la EEI, vio que en una de las manillas del puerto de enganche faltaba un 'elemento fijador'.

Un experto citado en condiciones de anonimato por la agencia oficial RIA-Nóvosti declaró, por su parte, que Yurchijin había encontrado una rueda de engranaje de cerca de dos centímetros de diámetro con varios dientes rotos en la funda protectora del nudo de acoplamiento.

Se trata del segundo accidente de una nave rusa en menos de tres meses

'Como resultado, se bloqueó el sistema electromecánico de los ganchos de amarre de la estación y la nave', confirmó hoy Vitali Lapota, director de la corporación estatal Energuia, fabricante de las naves Soyuz.

Recalcó que el desperfecto no afectó el puerto de enganche del nuevo modulo ruso NIM-2, al que se hallaba acoplado la Soyuz TMA-18 y que se empleaba por primera vez.

'El puerto está diseñado de tal manera que, si se produce este tipo de fallos, éste no se vea afectado', agregó Lapota.

Este es el segundo incidente en menos de tres meses con una nave rusa que se acopla o desengancha de la EEI: el 4 de julio fracasó la maniobra de acoplamiento de la nave de carga Progress M-06M debido a fallos de sus sistemas automáticos de acercamiento y enganche.

Mientras en la estepa kazaja recibían a la Soyuz TMA-18, en las afueras de Moscú, en el Centro de Adiestramiento de Cosmonautas Yuri Gagarin, despedían a los miembros de la próxima expedición que partirá a la EEI el próximo 8 de octubre a bordo de la nueva nave rusa Soyuz TMA-01M.

Como es tradición, por motivos de seguridad, las tripulaciones titular y suplente de la nueva expedición espacial viajaron en aviones separados al cosmódromo de Baikonur (Kazajistán).