Público
Público

Google lanza su bomba: Chrome

La compañía presenta su navegador de Internet con el objetivo de introducirse en el terreno dominado por Explorer, Firefox y Safari

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con un día de adelanto sobre el calendario previsto, debido en parte a las filtraciones publicadas en Internet, Google, la empresa responsable del buscador más popular de la Red, acaba de lanzar la versión de pruebas de su nuevo navegador Chrome. El navegador es la aplicación necesaria para visualizar páginas web en los sistemas informáticos y Chrome surge como la respuesta de Google para mejorar la experiencia de navegación en Internet. Este sistema competirá cara a cara con los navegadores más utilizados, como Internet Explorer de Microsoft, Firefox de Mozilla o Safari de Apple.

'Los cambios producidos en Internet nos han hecho entender que era necesario ofrecer nuestra propuesta', asegura Hugo Barra, director de productos de Google y responsable de la presentación del sistema en España. 'Los contenidos en Internet evolucionan mucho más rápido que los nevegadores y por ello muchos ofrecen problemas a la hora de ejecutar o visualizar contenidos complejos, como vídeos, animaciones o gráficos. Es necesario que entre todos desarrollemos aplicaciones que puedan amoldarse fácilmente a lo que vaya surgiendo', aclara Barra, animando al desarrollo de aplicaciones de código abierto. Este responsable no oculta que Chrome está elaborado sobre la base de lo establecido en WebKit, la plataforma de desarrollo en la que están presentes también Mozilla y Apple. Además, en Chrome, Google ha incorporado muchas de las aplicaciones que actualmente están presentes en el buscador u otros servicios de la compañía.

Chrome nace para ser más estable, rápido e intuitivo que las otras propuestas en navegadores. Sus bazas para conseguirlo se centran en la mejora de los sistemas de búsqueda, el desarrollo de un motor (V8 en JavaScript) ligero y veloz y la compatibilidad entre sistemas, algo que se consigue en parte gracias a su desarrollo sobre código abierto.

'El hecho de que muchas páginas web no funcionen bien en navegadores como Firefox o Safiri, o incluso en Chrome, es debido a que no utilizan sistemas de código abierto', argumenta Barra.

Google ha unificado en Chrome la barra de direcciones y la del buscador, por lo que desde el mismo lugar el usuario puede teclear una dirección web o una palabra para su búsqueda. Además, han añadido la funcionalidad Google Suggest, que sugiere criterios de búsqueda al introducir sólo unas pocas letras de una palabra. También han realizado un esfuerzo importante en la mejora del Historial de navegación, para que los usuarios puedan encontrar rápidamente páginas que ya visitaron.

Su navegador se presenta como una aplicación de código abierto, cuyas principales ventajas se centran en la velocidad de navegación, la facilidad de uso y la estabilidad.

La respuesta de Google en el terreno de los navegadores surge pocos días después de que Microsoft presentara la versión de pruebas de su navegador Internet Explorer 8 y dos mes y medio después de que Mozilla lanzará la tercera versión de su navegador Firefox. Actualmente, esta guerra entre navegadores sitúa a Explorer con un 72% de cuota de mercado, a Firefox con el 20% y a Safari con el 6,4%. Aunque existen otras alternativas desarrolladas también en código abierto.

La versión de pruebas que se distribuye puede resultar muy sencilla para muchos usuarios y Google no oculta que sólo es el inicio de una estrategia centrada en la creación de aplicaciones on-line. 'El objetivo de Google es crear aplicaciones que funcionen totalmente en la web', finaliza Barra.

Aunque Chrome está desarrollado para funcionar en los principales sistemas operativos, la versión de prueba disponible de momento sólo es compatible con Windows, aunque está disponible en 40 idiomas.

Más velocidad

Chrome promete ser entre 5 y 10 veces más rápido que Firefox 3 y hasta 100 veces más rápido que Explorer 7, al menos en lo que a operaciones JavaScript se refiere, con su nuevo motor V8.

Estabilidad

Consigue que cada pestaña funcione de forma independiente, por lo que el fallo en una de ellas no obliga a cerrar todo el navegador. Así, es posible cerrar una ventana de forma aislada e incluso administrar todas las pestañas y plug-ins abiertos.

Búsquedas mejoradas

Chrome unifica la barra de direcciones y la de búsqueda en una sola barra, por lo que es posible introducir una palabra o una dirección web y el sistema lo identifica automáticamente. Además, sugiere términos en las búsquedas y ofrece autocompletado. De este modo se mejora la búsqueda de páginas que ya se han consultado.

Historial al minuto

El usuario podrá revisar todo su historial de navegación organizado de forma minutada.

Modo 'de incógnito'

Chrome permite la navegación sin rastro. Si el usuario activa esta opción podrá navegar sin que se almacenen en el ordenador las páginas web visitadas, las búsquedas realizadas, ni ningún dato personal.

Pestañas avanzadas

Google ha recogido también el sistema de pestañas que están presentes en los demás navegadores. Las ha situado en la parte superior de la ventana para aprovechar al máximo la visión del contenido. Permite su agrupación y su arrastre de forma gráfica para formar grupos.

Una página de inicio diferente

Cuando el usuario abre una nueva pestaña en Chrome puede ver una página que recoge instantáneas de los sitios más visitados, las búsquedas más recientes y los marcadores del usuario.

Código abierto

El código de Chrome está disponible para la comunidad de desarrolladores. 'Hemos creado Chrome basándonos en otros proyectos de software libre y lo lógico es devolverlo a la comunidad', aclara Linus Upson, director de ingeniería de Google.