Público
Público

Google presenta el primer teléfono móvil con Android

El operador americano T-Mobile y el fabricante HTC lo lanzarán en EEUU por 179 dólares. En Europa llegará a principios de 2009

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hace casi un año que Google desveló lo que se escondía detrás de su esperado Google Phone. La entrada de la compañía del buscador más utilizado del mundo en el negocio de los teléfonos móviles no se materializó en forma de terminal sino con un sistema operativo llamado Android, de código abierto y fruto de la Alianza Open Handset, que engloba a operadores, desarrolladores y fabricantes.

La ambición móvil de Google se concretó con la presentación en Nueva York de un terminal del fabricante HTC que, con su modelo G1 y de la mano de T-Mobile en EEUU, se convierte en el primer terminal que incluye Android. El lanzamiento para EEUU (su salida en Europa se producirá en el primer cuarto de 2009) es el punto de partida de un camino que amplía las posibilidades de desarrollo de los sistemas operativos móviles, aunque competidores como Symbian se debaten entre celebrar la recién llegada competencia y afirmar que esta fragmentación abre puertas en direcciones equivocadas.

Por su parte, fabricantes como Samsung también han anunciado su intención de lanzar terminales con Android y cifras de la consultora Gartner prevén que este sistema podría hacerse con un 10% de la cuota de mercado en los próximos años.

HTC G1 se comercializará en EEUU por 179 dólares (121 euros) con un contrato de dos años con T-Mobile, 20 dólares por debajo del precio que AT&T, el único operador que comercializa el iPhone en EEUU, estableció para el teléfono de Apple.

Centrado también en los servicios móviles (T-Mobile ofrece un plan de navegación ilimitado por 17 euros), equipado con un navegador con la misma base tecnológica que Chrome (el flamante navegador de Google) y un diseño a medio camino entre una Blackberry y un iPhone, el terminal de HTC incorpora 3G, WiFi, GPS, pantalla táctil y teclado QWERTY.

Los analistas coinciden en que, junto con el iPhone, Android contribuirá a expandir los servicios de navegación móvil. Hasta el momento, Symbian, el sistema operativo de Nokia, RIM, de los terminales Blackberry, y Windows Mobile, de Microsoft, aglutinan con un 57,1, 17,4 y 12% respectivamente la mayor parte del mercado en cuanto a sistemas operativos móviles, según datos de Gartner del segundo trimeste de este año.

Aunque la comparación de Android con el sistema de Apple en su iPhone resulta inevitable, ambos sistemas tienen pocos puntos en común. Al contrario de Apple, que mantiene un control estrecho sobre el software de su teléfono móvil, Google decidió que Android fuese un sistema abierto a los desarrolladores para que estos creasen aplicaciones específicas para este sistema.

Y, mientras Apple impide la instalación de programas no autorizados en su iPhone, Larry Page y Sergey Brin detallaban ayer durante la presentación del G1, la importancia de un móvil que se puede modificar.

Android tendrá también su propia tienda on-line, como el iPhone. El pasado agosto, Google anunció los planes de creación del Android Market, un sitio web destinado a que los usuarios encuentren, compren y descarguen aplicaciones para este sistema.

Pese a su filosofía de código abierto, el sistema de Google no ha estado exento de críticas. Se le acusa de no ser un proyecto todo lo abierto que la compañía anunció en su momento. Partes de sus herramientas de desarrollo son cerradas, algo que, según los más críticos, permite a la compañía mantener el control sobre qué se desarrolla para su sistema.

Además, los defensores del código abierto recuerdan la existencia del proyecto OpenMoko, un sistema operativo anterior a Android completamente libre.