Público
Público

Los músicos dan la nota a larga distancia

Una orquesta londinense realiza audiciones internacionales por telepresencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'¿Vas a empezar con Mozart?', pregunta Simon Over, director de la orquesta Southbank Sinfonia (SbS), con sede en Londres. El candidato prefiere arrancar con Bach y continuar la prueba de audición con un segmento de Mozart del Concierto 4 para Violín. La elección del músico no sorprende tanto como las condiciones del examen de ingreso a la SbS, la más importante orquesta y academia de jóvenes profesionales. Se está realizando con la última solución tecnológica de telepresencia, que conecta en tiempo real al panel de jueces con músicos ubicados en distintas ciudades del mundo.

El violinista Alberto Vidal está en Madrid. Over y su colega Katharine Verney le examinan desde Londres. Con la misma tecnología, que facilita la transmisión en doble dirección de imágenes y sonido, acaban de entrevistar al trompetista español, Borja Antón. A lo largo de la tarde conectarán con otros músicos en Glasgow, Nueva York y Auckland, en Nueva Zelanda. 'Este sistema me parece mejor que las pruebas en vivo. Hay menos distracciones y te puedes concentrar con más intensidad en la música y en la forma de tocar de los candidatos', señala Verney, directora del programa académico de SbS.

'Yo también prefiero examinarme por telepresencia. Me ha resultado muy fácil olvidarme de los jueces y concentrarme en la música', dice Antón. A Vidal, en cambio, la experiencia le parece 'interesante pero complicada'. 'La sala es distinta y hay más gente que en una audición normal. El sonido es más seco, aunque la sensación de tocar es igual que si estuviera frente a los examinadores', añade el violinista. Ambos resaltan la comodidad y conveniencia del experimento, que se efectuó la tarde del lunes: se ahorran gastos de traslado y estancia en Londres y, en algunos casos, pedir días libres en el trabajo o el conservatorio.

'Es la mejor forma de asegurarnos una mayor participación de candidatos de todo el mundo, no sólo de músicos con amplios recursos financieros', resalta el director de la orquesta londinense, que recluta 32 nuevos talentos cada año. La SbS funciona como eslabón intermedio entre el conservatorio y la carrera profesional de un músico. 'Esta tecnología', añade Vernet, 'te permite descubrir la técnica, entonación y hasta el carácter del aspirante. Realmente no necesitamos que vengan a Londres a examinarse'.

Es la primera vez que la SbS hace pruebas por telepresencia, gracias a la colaboración entre BT, en Londres, y Cisco, en Madrid. 'Utilizamos la última generación tecnológica en calidad de audio y vídeo para simular un espacio real', explica Ana González, responsable de Cisco.

Gran pantalla
La telepresencia aplicada a un ensayo musical puede mejorar. Cisco utilizó recursos técnicos más idóneos para una reunión virtual entre ejecutivos que una prueba de violín. Las cámaras cubrían hasta seis personas sentadas en una mesa en Londres, que visualizaban lo que ocurría en Madrid a través de tres pantallas de 65 pulgadas. de pie,

Mejor que sentado
La posición del candidato, sentado con su violín en una silla central, no era la más cómoda para tocar y reproducir el sonido. Pronto se descubrió que sobraban micrófonos y que el sonido mejoraba con el músico tocando de pie en el fondo de la sala. Pero, en esa posición, la cámara le cortaba la cabeza. “Nosotros también estamos aprendiendo con este ejercicio”, reconoció la responsable de Cisco.