Público
Público

Las tortugas vuelven al mar

126 ejemplares de 'Caretta caretta' son liberadas en las playas de Cabo de Gata

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En una de las mayores sueltas, 126 tortugas boba (caretta caretta) fueron liberadas el jueves en las playas de Cabo de Gata (Almería). Los ejemplares nacidas en las costas africanas de Cabo Verde, fueron rescatadas y cuidadas durante un año por biólogos españoles con el fin de garantizar su supervivencia.

La delegada de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Almería, Sonia Rodríguez, ha participado en una nueva liberación de 126 tortugas bobas en las arenas del Parque Nacional. Estos ejemplares proceden del programa andaluz de reintroducción de esta especie, una iniciativa surgida a raíz del acuerdo entre la Consejería de Medio Ambiente y la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC), y que se nutre de huevos de tortuga procedentes de Cabo Verde.

La delegada ha explicado que la razón de rescatar a las tortugas cuando los huevos eclosionaron, en vez de permitir que se introdujeran en el mar, es garantizar su supervivencia. Además de ser más grandes, los ejemplares de un año de edad presentan un alto de grado de osificación en su caparazón, frente a la fragilidad de los recién nacidos que apenas pesan 20 gramos. El objetivo perseguido con la suelta definitiva es que las tortugas vuelvan a este mismo entorno para desovar cuando alcancen la madurez sexual, dentro de 15 ó 20 años, con lo que se contribuirá a fijar en la costa almeriense una población estable de esta especie amenazada.

Este programa ambiental de la Junta de Andalucía se inició en julio 2004 y en 2006 se realizó la primera campaña de traslado de huevos de tortuga boba procedentes de Cabo Verde. La titular de Medio Ambiente ha calificado como 'consolidada' esta experiencia a raíz de los buenos resultados cosechados, entre los que ha destacado las 940 tortugas nacidas hasta la fecha, de las cuales casi 800 han sido liberadas.

Con ésta y la suelta de junio, ya se han liberado casi 300 ejemplares en lo que va de verano. Entonces, la consejera destacó el gran éxito de eclosión, entorno al 88%, obtenido en los nidos instalados en playas de Cabo de Gata, una cifra muy superior a la estimada en otras poblaciones estudiadas con valores entre el 45-70%. También se está produciendo una adecuada dispersión de los juveniles liberados, 'lo que aventura que la restauración de zonas de anidación de tortuga boba en el litoral mediterráneo andaluz podría ser viable con la metodología planteada', dijo en junio.

El estudio de las tortugas marinas es complejo, dado que pasan la mayor parte de su vida en el océano, y aún quedan por revelar múltiples incógnitas sobre su biología y comportamiento, por lo que este proyecto puede aportar datos relevantes no sólo sobre la tortuga boba, sino sobre el resto de tortugas marinas.

Todas las tortugas que forman parte del proyecto son liberadas con un chip subcutáneo que permitirá su identificación segura, y en algunos casos con un dispositivo de seguimiento mediante ultrasonido, que permite monitorizar su evolución en sus primeros momentos en el agua. Gracias a este seguimiento, se ha podido corroborar que las tortugas bobas alcanzan mar abierto con mucha rapidez.