Público
Público

La UE plantea rebajar los biocombustibles

Una comisión del Parlamento vota reducir su porcentaje a un 5% para 2015

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La comisión de Industria del Parlamento Europeo ha votado hoy a favor de rebajar los planes de expansión de los biocombustibles. En concreto, apostó por un 5% para su uso en el sector del transporte de aquí a 2015, cuando la cifra aprobada por la UE es del 10% para 2020. Los europarlamentarios están preocupados porque la producción de esta fuente de energía amenaza la biodiversidad y el bienestar de varios países del Tercer Mundo, pues conlleva el uso de alimentos para producir energía. Las emisiones de gases de efecto invernadero también preocupan a los eurodiputados, que proponen reducciones de entre un 45% y un 60% para este tipo de combustibles en el mismo período.

La votación de hoy se ha producido en el seno de una comisión, y aún debe pasar por el pleno del Parlamento y, más tarde, por el Consejo. El informe que contiene estas medidas será votado en el pleno de la Cámara, en octubre. En todo caso, las reacciones de ecologistas y de la industria llegaron a las pocas horas de conocerse la noticia.

En España, asociaciones como Intermón y Ecologistas en Acción han denunciaron en una nota de prensa que el recorte es 'insuficiente'. 'El uso de cultivos para alimentar los coches es una solución falsa ante nuestros problemas climáticos, conduce a una pérdida irreversible de biodiversidad y agravará los problemas de pobreza en los países del sur', aseguran las ONG.

Por su parte, la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA) ha rechazado también la decisión, pero porque considera que 'pone en peligro la viabilidad del sector'. La patronal recuerda que la industria española de biocarburantes 'ha invertido ya varios centenares de millones de euros para poner en marcha cerca de 30 plantas productivas, a las que sumarán otras nuevas en construcción', para hacer frente al plan original europeo de utilizar el 10% en agrocombustibles para 2015.

Eurobarómetro

Precisamente hoy se han hecho públicas las conclusiones de un Eurobarómetro dedicado al cambio climático y que pone de relieve que el calentamiento es una gran preocupación para los europeos, pero lo que hacen para mitigarlo no pasa de pequeños esfuerzos. Pese a que un 61% de los encuestados ha tomado medidas para reducir los efectos del calentamiento global, en la mayoría de los casos no se tomaron muchas molestias. Según el informe, las medidas sólo 'implican pequeños esfuerzos personales o financieros', como separar basuras o reducir el consumo de energía, agua o los envases que se tiran a la basura.

 

El segundo problema
Según los datos del Eurobarómetro hecho público hoy, el cambio climático es para los ciudadanos europeos el segundo de entre los desafíos más importantes que afronta el planeta, sólo superado por la pobreza y por delante de las guerras o el terrorismo.

Desconocimiento
Los datos desvelan que uno de los motivos para no tomar la iniciativa en la lucha contra el cambio climático está en el desconocimiento. Cuatro de cada diez encuestados aseguran haber recibido una 'pobre información' sobre el problema y, sobre todo, la manera de luchar contra él.

Dispuestos a pagar más
Los ciudadanos responden con un tímido sí a la pregunta de si estarían dispuestos a pagar más por contaminar menos. Un 44% optaría por energías más limpias, pero más caras, frente a un 30% que no estaría dispuesto. El 26% restante prefiere no contestar a la pregunta.

'No es tan grave'
Casi seis de cada diez encuestados opinan que el cambio climático no es seguro y se puede parar si se toman las medidas adecuadas.

Actores implicados
Una mayoría de europeos considera que, más que el ciudadano, son los Gobiernos y empresas los que deben actuar contra el deterioro del planeta.