Público
Público

Los vecinos de La Restinga vuelven hoy a sus casas

Científicos japoneses 'radiografiarán' los volcanes canarios, incluido el de El Hierro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los vecinos evacuados de La Restinga, el pequeño pueblo de menos de 600 vecinos al que le nació enfrente un volcán, podrán volver a sus casas. A partir de las 8.00 horas de esta mañana, el acceso a esta localidad de El Hierro queda abierto, a pesar de que el semáforo sigue en alerta roja de nivel 1. Además, el túnel de Los Roquillos, cuyo cierre asfixiaba la actividad económica de la isla, volverá a abrirse al tráfico rodado de forma paulatina. 'La erupción no ha terminado', justificó el director de Emergencias del Gobierno de Canarias, José Manuel Santana, 'se sigue emitiendo lava'.

Sin embargo, las evidencias aportadas en los últimos días por los científicos hacen confiar a las autoridades del Pevolca (el plan creado para lidiar con la crisis sísmica) en que lo peor ya ha pasado. 'Vamos a tardar muchísimo tiempo en recuperar la normalidad, puede que uno o dos años', aseguró el presidente del Cabildo de El Hierro, Alpidio Armas.

«La erupción no ha terminado», advierte el director de Emergencias

Otro problema que sigue preocupando a los herreños es la mancha volcánica que ha ido acabando con la vida marina. Las autoridades reconocieron que tiende a extenderse por todo el litoral y el presidente de la cofradía de pescadores, Fernando Gutiérrez, aseguró que las aguas turbias provocadas por el volcán ya abarcan el 80% del perímetro de la costa.

En todo caso, los datos técnicos del IGN-CSIC son positivos: el tremor que señala la actividad eruptiva se reduce a paso firme, la sismicidad cae y la deformación de la isla por la presión provocada por el magma está en vías de desaparecer. Pero aún quedan muchas incógnitas por despejarse. Para ello, los vulcanólogos canarios están colaborando con científicos japoneses para radiografiar los volcanes de las islas como si fueran el cuerpo humano, una técnica que sólo se ha experimentado en Japón e Italia hasta ahora.

El Involcan y el Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER), ambas instituciones del Cabildo de Tenerife, no sabían que se iba a producir la erupción de El Hierro cuando organizaron la conferencia del investigador del Earthquake Research Institute de la Universidad de Tokio, Seigo Miyamoto, el pasado martes. Este investigador , que hizo su tesis sobre los neutrinos en el detector Opera, trabaja en una de las tecnologías más prometedoras para descubrir los secretos de los volcanes. La explicación sencilla dice que la radiografía por muones es muy similar a los rayos X: una emisión de partículas atraviesa el cuerpo y se fijan en una material sensible. Sólo hay que cambiar los rayos X por los muones, el cuerpo por un volcán y la película por un detector muy similar a los usados en el experimento Opera.

El experimento nipón sólo se ha probado en su país y en Italia

La explicación difícil es algo diferente. Los muones son un tipo de partículas elementales que no se producen en la Tierra; de hecho, vienen de las estrellas. Los protones de los rayos cósmicos, al interaccionar con la atmósfera, se descomponen en otras partículas, los piones, y estos, a su vez, decaen en muones.

Apenas duran un fugaz instante, pero 'pueden atravesar la roca durante varios kilómetros', dice el investigador de Involcan Pedro Hernández, que hace las veces de anfitrión de Miyamoto. Sólo hace falta colocar un detector a la sombra del volcán, lo que permite verlo por dentro, estu-diar sus conductos, el magma y por donde se mueve. 'Su gran ventaja es que ofrece una mayor resolución espa-cial que las actuales técnicas geofísicas, como las magnetotelúricas o las geoeléctricas', explica Hernández.

Tras la conferencia, Hernández y Miyamoto se desplazaron a El Hierro para conocer el estado de la erupción. 'Pero sólo ha sido una coincidencia, el acuerdo con la Universidad de Tokio se firmó el año pasado y él ya ha venido antes a Canarias', aclara Hernández. El proyecto pretende instalar el sistema en Tenerife, La Palma y El Hierro, las islas que presentan mayor riesgo volcánico. Ahora están en la fase de estudiar los distintos volcanes para decidir dónde poner los detectores que esperan tener listos el año que viene.