Público
Público

'Watson' no conoce a lord Voldemort

Un ordenador gana el concurso más popular de la TV estadounidense pero falla en preguntas simples

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Watson arrasó. Los dos humanos que se atrevieron a enfrentarse al ordenador de IBM en Jeopardy!, el concurso de preguntas y respuestas más popular de la televisión estadounidense, fracasaron estrepitosamente: después de tres días de competición, la máquina acumuló 77.147 dólares en ganancias frente a los 24.000 y 21.600 que lograron, respectivamente, Brad Rutter y Ken Jennings, los dos mejores concursantes de la historia de Jeopardy!. El ordenador ganaba así el millón de dólares del desafío IBM, que la compañía donará a la beneficencia.

Las tres jornadas del concurso resultaron bastante tediosas. Pregunta tras pregunta, Watson se adelantaba a sus contrincantes y contestaba con una seguridad absoluta. Prendas de vestir, canciones de los Beatles, refranes; el ordenador respondía el primero, una y otra vez, con una voz serena, profunda y algo siniestra, ya que recordaba a Hal 9000, el ordenador asesino de 2001, Odisea en el espacio. Rutter y Jennings apenas tuvieron oportunidad de competir con la veintena de ingenieros que han trabajado durante cuatro años en las tripas de este ordenador, formado por 90 servidores y 15 terabytes de memoria.

Watson falló, sin embargo, en preguntas aparentemente simples. Una de ellas hacía referencia a 'aquel que no puede ser nombrado' en la popular saga Harry Potter, y asesino de personajes como Severus Snape. A pesar de que el ordenador tiene digitalizados los siete libros de la colección entre los más de un millón que contiene su memoria, dudó entre ofrecer el nombre del héroe o el correcto, el del malvado lord Voldemort. También consideró que Toronto era una ciudad estadounidense, y que la 'extrañeza anatómica' que caracteriza al gimnasta olímpico George Eyser era 'una pierna' cuando, en realidad, lo que convierte a Eyser en un deportista excepcional es que le falta una de ellas.

Jeopardy!, además, es conocido por incluir chistes o juegos de palabras en sus preguntas y este era el verdadero desafío para Watson. En un anuncio televisado antes del concurso, David Ferrucci, investigador responsable del proyecto en IBM, explicaba: 'El lenguaje real contiene matices, argot y metáforas. Pero las máquinas no pueden entenderlo. Watson es un ordenador que descubre el significado de nuestro lenguaje y responde instantáneamente'. Las preguntas planteadas estos tres días no contenían complejos guiños ni bromas pesadas, aunque sí dobles sentidos que la máquina logró comprender.

'Al final, los humanos han ganado', aseguraba Ferrucci, durante una rueda de prensa retransmitida por internet. IBM prepara ahora una nueva generación de sistemas basados en Watsonque permitan 'organizar y analizar información en tiempo real en los negocios, la sanidad o la prevención de accidentes', según explicó también Kerrie Holley, responsable técnico del Centro de Excelencia de IBM. Los investigadores de la com-pañía, que se mostraron muy orgullosos del papel de su criatura en el concurso, creen, en todo caso, que aún queda mucho por avanzar: 'La brillantez humana se demuestra al hacer preguntas, no al formular respuestas', concluyó Holley.