Público
Público

El 'archivo Balcells' será un centro para la creación literaria

Cultura quiere convertir los fondos de la agente en un referente de la edición

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las montañas de papeles y documentos que la agente literaria Carmen Balcells (Lleida, 1930) ha acumulado durante los últimos 40 años estarán a disposición del público en un centro nacional dedicado a la creación, la edición y la industria editorial. Así lo anunció ayer el Ministerio de Cultura tras haberse hecho acopio del archivo de Balcells la semana pasada por un valor de 3.050.000 euros.

El fondo, que se ha instalado provisionalmente en el Archivo General de la Administración, ubicado en Alcalá de Henares (Madrid), dispone de unos 2.500 metros de documentos. Son todos los escritos que Balcells, la mujer que cambió la profesión de agente literario, ha guardado desde que montó su agencia en 1960. Entre ellos se encuentran, además, los archivos del premio Nobel guatemalteco, Miguel Ángel Asturias, y del escritor Paul Bowles. El resto se compone de obras originales y manuscritos de más de 200 autores, entre ellos, los también premios Nobel Mario Vargas Llosa y Gabriel García Márquez.

Los bibliófilos y los estudiosos de la intrahistoria de la publicación de los libros también podrán leer y husmear en la correspondencia privada de la agente, los borradores, algunas primeras ediciones, fotografías y bibliografías completas de autores como Pablo Neruda, Vicente Aleixandre, Camilo José Cela y Rafael Alberti.

Según el Ministerio de Cultura, la decisión de convertir el fondo de la agente en un centro para la creación literaria supone 'un reconocimiento a la labor de un sector no demasiado conocido del mundo editorial, y que pretende ser el núcleo aglutinante de un sinfín de archivos y documentos que plasman la trascendencia de la cultura y la lengua española'.

El archivo de Carmen Balcells fue adquirido la semana pasada después de meses de negociaciones y, aunque finalmente acabó con un coste para el Ministerio de Cultura de tres millones de euros, fue 'mucho menos del precio en el que empezó la oferta', según confirmaron a Público fuentes la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas hace una semana.