Publicado: 11.10.2016 15:24 |Actualizado: 11.10.2016 16:31

Baltasar Garzón dice que Rajoy, como responsable del PP, "tendría que ofrecerse a declarar en la Gürtel"

El exmagistrado, que ha presentado su libro 'En el punto de mira' (Planeta), considera que el Gobierno ha hecho todo lo posible para que la corrupción prospere en España.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 8
Comentarios:
El exjuez Baltasar Garzón, durante la presentación del libro "En el punto de mira", relato de su experiencia de 25 años en la Audiencia Nacional, esta mañana en el Círculo de Bellas Artes. EFE/Luca Piergiovanni

El exjuez Baltasar Garzón, durante la presentación del libro "En el punto de mira", relato de su experiencia de 25 años en la Audiencia Nacional, esta mañana en el Círculo de Bellas Artes. EFE/Luca Piergiovanni

MADRID.- El exmagistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha presentado su libro En el punto de mira, la forja de un juez a contracorriente (Editorial Planeta) donde repasa su carrera al frente del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional. Garzón, que fue instructor del caso Gürtel hasta que fue separado del caso tras haber sido suspendido por el CGPJ, se ha pronunciado sobre este asunto, los niños robados, la corrupción, la Justicia española, la judicialización del proceso constituyente catalán y hasta de la situación del PSOE.

"Rajoy, como secretario general del partido, tendría que ofrecerse a declarar en la Gürtel. Como representante del partido del Gobierno implicado en el caso, tiene que contribuir al esclarecimiento para que todos quedemos convencidos de que se ha llegado hasta el final", ha destacado el exjuez de la AN.



Garzón, que no entiende por qué identificaron su famosa X de los GAL con Felipe González, cree que en la trama, un grupo de empresarios y políticos quebrantaron el servicio público y se aprovecharon de su poder. "Esa es la corrupción", ha añadido en la presentación del libro que ha tenido lugar en Madrid. 

Se define a sí mismo como alguien que nunca ha "confiado en el poder político más allá de ser un demócrata que defienda las instituciones". Considera que la corrupción es un mal endémico que algunos países no quieren reconocerlo. "Como pasa en México, pero como también ocurre en España", ha ejemplificado.

"Está muy bien lo de respetar la presunción de inocencia, pero no es normal que el partido político que está metido en importantes tramas siga ganando votos", ha insistido. El exmagistrado cree que la ciudadanía no solo debe expulsar a los corruptos, sino que también tiene que expulsar a los responsables que permiten esta situación.

"El Gobierno debe ser abierto y capaz de exterminar la corrupción"

Garzón ha señalado que es nuestro deber, como ciudadanos, reclamar que se acabe con esto: "Las entidades empresariales financian a los partidos y hay que acabar con ello, pero el propio Gobierno debe ser abierto y capaz de exterminar la corrupción".

El exjuez considera que el Gobierno ha hecho todo lo posible para que la corrupción prospere: "El proceso de la Gürtel es el procedimiento que más control de garantías ha tenido para que este mal siga vigente", ha criticado.

Asimismo, sopesa que la única garantía que no se está teniendo en cuenta es la de la colaboración del ejecutivo de Rajoy para que este caso se esclarezca. No obstante, "no se está celebrando el juicio por el PP, sino porque la justicia tiene mucha fuerza y espero que con la cantidad de jueces y salas que han intervenido, esto siga hasta el final".

Situación de la Justicia española

Baltasar Garzón ha reflexionado sobre la Justicia en España: "Confío en personas que imparten justicia y, como en cualquier profesión, hay otras personas que no administran bien la justicia, ya que no hacen una interpretación universal de la ley o no protegen a las víctimas. Demasiadas veces hemos visto que los mejores jueces no están al frente de la Justicia. El poder judicial se tiene que reivindicar a sí mismo", ha subrayado.

También, ha defendido que en España, "por suerte", existen instituciones que garantizan la independencia de los jueces y fiscales, por ello, "si se dejan influenciar por otros poderes es porque quieren".

El exjuez Baltasar Garzón durante la entrevista concedida a Efe poco antes de presentar ante los medios de comunicación su libro "En el Punto de Mira. La Forja de un juez a contracorriente" (Planeta). Garzón cree que Mariano Rajoy y los máximos responsabl

Garzón entiende que hacer autocrítica es muy difícil, por ello "he procurado no ser complaciente y asumir la responsabilidad que he tenido a lo largo de estos 25 años. Si los jueces se atrevieran a asumir lo que han hecho mal, podría volver a la Justicia", ha explicado.

El exmagistrado ha recordado que en su caso no ha habido doble instancia, sino una y sin posibilidad de recurso. "Mi caso está en el Comitè de DDHH de la ONU y voy a seguir intentándolo, ya que el Supremo no está capacitado para ofrecer las garantías básicas", ha insistido.

Ha expresado su deseo de que se reconozca la inocencia del juez Elpidio José Silva, también inhabilitado, porque "a un juez no se le puede condenar por la interpretación de una ley".

Proceso constituyente catalán

Baltasar Garzón sostiene que la judicialización del proceso constituyente catalán "es un error". "No soy partidario de la independencia de Catalunya, pero es necesario reconocer lo que está pasando. Hay una serie de lazos que nos une, pero hay otros que no, y eso hay que respetarlo", ha añadido.

Asimismo, considera que el Gobierno debería haber dialogado con todas las fuerzas políticas porque, "nos guste o no, eso es un hecho".

Abstención y PSOE

Para Garzón, que se ha definido como "una persona progresista y de izquierdas",  no es agradable ver lo que está sucediendo en un partido centenario como es el PSOE. Asimismo, ha mostrado su preocupación por la posibilidad de acudir a las urnas por tercera vez: "De por sí, ya me preocupo porque haya habido unas segundas elecciones cuando en el 20-D la ciudadanía se inclinó por el fin del bipartidismo", ha asegurado.

Ante la pregunta sobre los niños robados, el exjuez inhabilitado ha respondido que este caso "se ha chocado con la barrera impenetrable del Tribunal Supremo porque no conviene remover el pasado. Aunque a muchos no les guste, esto se considera una ley de impunidad".

"Hay un manto de impunidad y silencio en todo lo relacionado al franquismo desde las propias instituciones que no conviene destapar". Asimismo, ha asegurado que la Fiscalía ha sido totalmente contraria a esta trama y ha subrayado que "tenemos la amenaza de la fiscal general del Estado contra los jueces que luchan por llegar hasta el final de la causa".

No teme represalias

En cuanto a su libro En el punto de mira, la forja de un juez a contracorriente (Ed. Planeta), Garzón ha confesado que, tras observar las casi mil viñetas que tiene recopiladas sobre los que casos que ha tratado, quiso contar algunos de los aspectos de lo que había sucedido. "Luego, cuando comencé a trabajar, empezaron a fluir todos los recuerdos, notas y memorias que permanecían arrumbadas en mi cabeza", ha agregado.

El autor relata su experiencia profesional desde su llegada a la Audiencia Nacional en 1988 hasta el día de su inhabilitación. Escrito en primera persona, Garzón advierte: "Todos los datos que utilizaré son judiciales, unidos a mis propias impresiones y a las informaciones de otras personas, siempre vinculadas con lo que se cuenta, así como a documentos, cartas personales, publicaciones periodísticas y mis propias anotaciones".

Por último, el exmagistrado ha defendido que no teme unas posibles represalias por lo que cuenta en su libro, ya que él solo opina. "Si las hubiera, ya nos defenderemos", ha zanjado.