Público
Público

Biopsia incómoda de una pareja moderna

Llega 'Entre nosotros', una de las triunfadoras de la Berlinale

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Entre nosotros parece un filme de suspense, aunque no sea una película de género. Sobre el clima soleado y la luz amarilla de la isla de Cerdeña, donde conocemos a una joven y estupenda pareja que pasa sus primeras vacaciones en compañía, pesa otro clima menos suelto: el de la sospecha, el del temor de que algo perturbador pueda suceder. En esta película de la directora alemana Maren Ade, ganadora del Premio del Jurado del pasado Festival de Berlín, junto al de mejor actriz para Birgit Minichmayr, no hay asesinato alguno, aunque visto de cerca sí que exista alguna pequeñamuerte.

'A veces llevamos una relación como si fuera un thriller', dice Maren Ade, entre risas, y añade: 'En esta película sí hay suspense y tensión, esa sensación de que hay un monstruo creciendo entre la pareja. La sensación está, porque el otro siempre es un riesgo', asume la directora de un filme que llega a las salas el viernes.

'A veces llevamos las relaciones como si fueran un 'thriller''

Gitti (Minichmayr) y Chris (Lars Eidinger) no llevan mucho tiempo juntos, pero se quieren y juegan. En pleno altiplano del idilio se van de vacaciones a Cerdeña, donde el juego de identidades y roles de la relación empezará a moldearse y desvirtuarse por influencia de unos amigos. Maren Ade se mete por los interiores de una pareja en la treintena, moderna, divertida, cómplice, para examinar con sutileza la lucha de poder entre ellos. 'Al principio no existen roles predefinidos entre ellos, lo que debe ser una mujer y un hombre. Pero empiezan a remodelarse y en el camino se pierden a sí mismos. Cada uno piensa que de la otra manera, comportándose bajo los códigos de los roles clásicos, le puede gustar más al otro', explica.

La intriga, porque la hay, sucede en vacaciones, ese momento de grandes expectativas, de convivencia completa. 'Me gustaba jugar con la idea de unas vacaciones románticas, de lo idílico, entre dos personas que están empezando a conocerse', dice la directora.

La actriz ganó el premio a la mejor interpretación en Berlín

Maren Ade filma este proceso dramático con realismo íntimo, con una cámara bajo la influencia de Cassavetes. 'Me interesa un cine de personajes [ya había dirigido otra en esta línea en su ópera prima, The Forest for the Trees]. Quiero indagar en las emociones desde cierta distancia, evitando caer en el sentimentalismo', reconoce.

Para Entre nosotros, Escenas de un matrimonio, de Bergman, La noche, de Antonioni, o Una mujer bajo la influencia, del propio Cassavetes, fueron patrones para construir una ficción, en la que los personajes juegan a saber ser adultos, sin darse cuenta de que 'ser adulto no es interpretar un rol sino ser fiel a uno mismo', estima.

El misterio aún así no se resuelve, el suspense se mantiene en un final abierto, que nació de la pregunta de la que surgió el filme. 'Cuando Gitti y Chris llegan a casa después de sus vacaciones y alguien les pregunta: ¿Qué tal lo pasasteis?', quizás ellos no sabrán qué responder'.