Público
Público

Cómo hacer de Clooney el perfecto asesino

Anton Corbijn dirige al actor en 'El americano', su segundo filme

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dice que sólo ha visto dos filmes de Antonioni en su vida, pero asiente cuando se le sugiere que su segunda película tiene guiños al ritmo y a las atmósferas propias del director italiano. Incluso asegura que no ha visto nada de Melville, ni siquiera El silencio de un hombre, que algunos puntos comunes también tiene con El americano, protagonizada por un atípico George Clooney, que rompe con su rol de galán parlanchín a favor de un solitario asesino que busca redimirse.

Espigado y correcto, el fotógrafo y cineasta Anton Corbijn (Holanda, 1955) sabe que, aunque su película se llame El americano, su reflejo más próximo está en las corrientes del cine europeo moderno y quizás en cierto thriller del Hollywoodde los setenta. 'Aquella fue una gran época para el cine. Me interesaba mostrar con un ritmo más pausado. Hoy en día, la mirada de los espectadores está demasiado dirigida', asume. 'Quien vaya pensando que va a ver una película de acción de Clooney está equivocado', admite. Y a pesar de eso El americano se aupó a lo más alto de la taquilla de EEUU.

Después de su exitosa ópera prima, Control (biopic sobre el líder de Joy Division, Ian Curtis), había que pensárselo bien. 'Sabía que debía alejarme lo más posible de mi primera película. Soy nuevo en esto, quiero aprender', confiesa.

Corbjin, célebre por sus fotografías y sus videoclips, tanteó diversos géneros pero se decantó por un thriller de redención con forma y tono de western. George Clooney es un forastero, un asesino que se refugia en un pueblito italiano. Allí intentará salvarse dejando su vida atrás. 'La pregunta es si somos capaces de dejarlo todo y cambiar', apunta el director.

Basada en la novela británica Un caballero muy reservado, Corbijn cambia algunas cosas: el asesino aficionado a la pintura es aquí uno que usa la fotografía como tapadera. 'Sí, es la coincidencia entre el personaje y yo. Supongo que tengo en común con él que me gusta pensar que yo también soy un solitario, aunque cada vez menos'.

Corbijn también es un extranjero, pero en Holly-wood. 'El otro día me contaba mi agente que le había llamado un alto ejecutivo de Disney para decirle que le había encantado al película, pero que aún no entendía cómo me habían dejado hacerla en los estudios tal y como están las cosas', explica. 'Este tipo de películas se ven muy poco hoy'.