Publicado: 07.10.2013 15:00 |Actualizado: 07.10.2013 15:00

Comienza el 'Operación Triunfo' de Botella para los músicos de Madrid

Los músicos callejeros que quieran tocar en el centro de Madrid tendrán que pasar una "prueba de idoneidad". Además habrá restricciones de horarios, limitaciones y zonas vetadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los músicos que quieran tocar en las calles y plazas del distrito Centro de Madrid deberán presentar su solicitud a lo largo de este mes para pasar después, a mediados de noviembre, una "prueba de idoneidad" que les permita obtener la preceptiva autorización municipal.

El concejal presidente del distrito, David Erguido, ha dicho hoy que la Junta Municipal enviará hoy mismo la bases de la convocatoria de las pruebas para su publicación en el Boletín Oficial del Ayuntamiento de Madrid (BOAM).

Una vez que se produzca la publicación, en principio esta semana, los músicos tendrán un mes de plazo para presentar sus solicitudes, de modo que las pruebas, que incluirán una audición, se realizarán a mediados de noviembre.

Para Navidades, ha afirmado David Erguido, los que quieran tocar en las calles de Centro y hayan demostrado sus condiciones podrán hacerlo ya con sus correspondientes autorizaciones.

Aunque fueron alrededor de medio centenar de intérpretes los que hace meses registraron sus peticiones de algún tipo de acreditación para poder tocar en la calle sin problemas, el concejal madrileño ha indicado que no hay una estimación de cuántos se inscribirán para las pruebas ni, por supuesto, de cuántos contarán finalmente con el permiso municipal.

Erguido ha recordado que el objetivo del Ayuntamiento de Madrid "no es prohibir nada" sino adecuar esta actividad a la normativa de la Zona de Protección Acústica Especial de Centro (ZPAE), aprobada hace un año para limitar el elevado nivel de ruido que padece esta zona.

Tras estudiar las experiencias de ciudades como Londres, París, Viena, Barcelona, Santiago de Compostela y Marbella, Madrid ha decidido que sus pruebas de idoneidad incluyan una audición y la presentación de un currículum, fundamentalmente para conocer qué tipo de espectáculo desarrolla el aspirante a la autorización.

Además de constatar la calidad y el interés de la interpretación, la Junta quiere comprobar que se trata de una actividad musical "real" y no de una forma cualquiera de obtener unas monedas.

Tampoco quiere que por esta vía pueda llegarse a autorizar una mesa de protesta que podría estar un año en la calle con todos los parabienes municipales con la excusa de la música.

Quienes superen esta prueba recibirán una autorización de un año prorrogable a cinco para tocar desde las 10.00 a las 22.00 horas en invierno y hasta las 23.00 horas en verano en determinadas zonas del distrito.

Entre esas zonas no estarán las declaradas en la ZPAE como de "máxima protección", los "puntos calientes" de la contaminación acústica según el edil, ni las calles estrechas ni los espacios situados junto a centros escolares, residencias de mayores y hospitales.

Además, en cada lugar no se podrá tocar más de dos horas seguidas y no se autorizará el uso de instrumentos de percusión ni de amplificadores.