Público
Público

Las cuentas pendientes de Carlos Monsiváis

La FIL presenta tres títulos póstumos del escritor mexicano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Carlos Monsiváis, el escritor, periodista, cronista entre los cronistas y una de las mentes más lucidas del México contemporáneo, tiene cuentas pendientes, después de muerto. Pese a que una enfermedad respiratoria se lo llevó el pasado junio, su crítica y prolífica obra sigue engordando. En la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara se presentan dos de sus tres últimos libros, todos ellos póstumos.

Con las miles de ideas que vertió en diarios y revistas, a lo largo de sus más de 40 libros, con sus conferencias y prólogos a obras de otros autores, y con sus declaraciones frecuentemente incómodas y directas, desgranó todas las aristas de la sociedad mexicana. Y en ese análisis y retrato minucioso de izquierdas, se comprometió con los más marginados y sus causas sociales.

A España llegará un libro de crónicas y ensayos sobre la diversidad sexual

Intelectual y activista no podía entender que estos dos conceptos fueran separados. Así por ejemplo, siendo abiertamente homosexual, abanderó la lucha por la visibilidad e igualdad de este colectivo. Ahora, volvemos a verlo con el arcoíris levantado en Que se abra esa puerta. Crónicas y ensayos sobre la diversidad sexual, donde reúne dos décadas sobre la historia gay de México, que acaba de aparecer en Latinoamérica, y que en los próximos meses llegará a España.

Monsiváis eligió el título ya desde el hospital: 'Se refería a la puerta de la dignidad', asegura su editor y amigo Braulio Peralta, quién lo califica como 'el escritor de la libertad' y recita una eficaz selección de sus aforismos que comparan al mexicano con autores como Georg Christoph Lichtenberg, Oscar Wilde, Paul Valéry.

Pero Monsiváis no fue sólo crítico con lo que no le gustaba. Dotado de un humor acidísimo y tremendamente mordaz, tuvo el don de reírse de todos, y, por ejemplo, en esta antología de crónicas de temática gay no sólo golpea duro contra la homofobia: también se burla de muchos usos y costumbres de su comunidad.

La heredera asegura que ya tiene apalabrados varios textos más

'Yo he visto a Carlos en la Feria. Lo he visto entre esa gente que busca ensimismada en las casetas libros raros que no tenía. Lo he visto cuando la gente saluda a un escritor como a una estrella de rock', confiesa Nubía Macías, directora de la Feria del Libro de Guadalajara.

También se presentará Historia mínima de la cultura mexicana en el siglo XX. En esta obra repasa lo más significativo del cine, la pintura, la música, la literatura y la cultura popular de la última centuria en México. Aquí descubrimos al Monsiváis más académico, a aquél 'que recordaba de memoria tanto poemas, como fechas de pinturas de murales', según recuerda el director de la colección Javier Garcíadiego.

De hecho, Monsiváis dejó este libro casi listo, y su editora Eugenia Huerta sólo se dedicó a cotejar los datos concretos aportados. Ningún acontecimiento importante de la vida cultural, social y política de México pasa desapercibido ante su mirada sabia y atenta, a su análisis profundo.

El tercero de sus libros presentados en la feria es otra antología de artículos, esta vez sobre uno de los temas que lo encumbraron: el movimiento estudiantil del 68. Democracia, primera llamada; el movimiento estudiantil de 1968 es una recopilación de sus artículos sobre la movilización que cambió el país y su pensamiento.

Hay más. Su heredera Beatriz Sánchez Monsiváis asegura que tiene apalabrados varios libros más. La mayoría serán compilaciones de sus incontables escritos, porque, tal y como aclara a este periódico, el resto de libros inéditos han quedado a medio cocinar.