Público
Público

El diccionario absuelve a Camps en el 'caso Gürtel'

Lagunas y errores en la entrada dedicada al president. La biografía de Rita Barberá, escrita por una de sus asesoras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La neutralidad de la retahíla de fechas y cargos con que el Diccionario Biográfico Español aborda la entrada dedicada a Francisco Camps queda rota en el párrafo final del artículo. Es ahí donde, en 19 líneas y media, la Real Academia de la Historia (RAH) cuenta una versión blanca de la ramificación valenciana del caso Gürtel y absuelve por su cuenta al president de la Generalitat. Porque, según el diccionario, el Tribunal Superior valenciano (TSJCV) imputó a Camps en mayo de 2009 un delito de cohecho 'por haber aceptado unos trajes'. Pero 'tres meses después (...) sobreseyó la causa y ordenó su archivo'.

El artículo omite así que el Tribunal Supremo ordenó en mayo de 2010 la reapertura de la causa. Ahora, Camps se encuentra a expensas de ser juzgado por soborno o de verse envuelto en una investigación de mayor calado, la relativa a la presunta financiación ilegal del PP valenciano.

Público no logró ayer contactar con la autora del artículo, Covadonga de Quintana y Bermúdez de la Puente, aunque le envió un correo electrónico. No fue posible, por tanto, conocer dos datos clave: cuándo entregó el texto, y por qué, en el supuesto de que la entrega se produjese antes de mayo de 2010, no adoptó la cautela de precisar que el sobreseimiento del caso de los trajes estaba sujeto a un recurso ante el Supremo.

El artículo adolece de errores de bulto en el relato de hitos judiciales. Su autora afirma, por ejemplo, que fue el juez Baltasar Garzón quien 'a principios de 2009 (...) imputó a Camps como supuesto implicado en la trama de corrupción denominada caso Gürtel'. En realidad, Garzón no imputó formalmente a Camps ningún delito. Y no lo hizo porque no podía: el president goza de aforamiento ante el TSJCV, el único tribunal que puede investigarle y endosarle una imputación.

Siguiendo la premisa errónea sobre el papel de Garzón que cedió el caso al TSJCV el artículo falta de nuevo al rigor cuando asegura lo siguiente: 'El 15 de mayo [de 2009], el Tribunal Superior (...) lo volvió a imputar por la comisión de un delito de cohecho'. En realidad, Camps no estuvo imputado hasta entonces.

Sobre la trayectoria política de Camps, la autora se centra justamente en tres proyectos faraónicos y de máxima controversia: la Ciudad de las Artes, cuyo sobrecoste cifra ya la oposición en 625 millones; la Copa del América y... 'el V Encuentro Mundial de las Familias, al que acudió el papa Benedicto XVI'. Y al que acudió, en tropel, la trama Gürtel, que gracias al religioso evento se hizo con casi tres millones en comisiones ilegales, según el sumario del caso.

Pero si el tono que ilumina la biografía de Camps roza la grisura, la pieza dedicada a Rita Barberá (PP) brilla cual publirreportaje bajo la luz de la hagiografía. 'Rita Barberá es considerada un emblema de la ciudad y una de las regidoras más populares de España', dice el texto sobre la alcaldesa de Valencia. Lo firma Elena Rodrigo, que trabaja a las órdenes de Barberá como asesora de prensa del grupo municipal del PP.

Las loas con que Rodrigo glosa la figura de la regidora son fáciles de explicar, alega un portavoz oficial del Consistorio: 'La RAH pidió al Ayuntamiento que le enviara un texto. Si querían una cosa más neutral, tendrían que haberlo pedido fuera'. O sea, que la Real Academia de la Historia sabía de antemano que quien escribiría sobre Rita Barberá no podía tomar ni medio centímetro de distancia crítica.

Como la alcaldesa juega en casa, su biografía elimina toda referencia a episodios señeros como la larguísima pelea irresuelta sobre la destrucción del barrio de El Cabanyal. Tampoco menciona cómo bajo su mandato en la Federación de Municipios (FEMP) también la red Gürtel prosperó: recibió, a dedo, contratos por 1,3 millones que Barberá nunca ha explicado.

El elogio alcanza su cénit en las siguientes líneas: 'Ha dirigido el equipo de Gobierno municipal que ha acometido la transformación cultural y turística de Valencia, modernizándola y potenciando la internacionalización de la ciudad'. Por ejemplo, 'con la realización de actos como la visita del papa' Benedicto XVI, palanca involuntaria del pelotazo Gürtel.