Público
Público

"Los directores jóvenes tenemos que ser agresivos"

Jaume Collet-Serra revienta la taquilla estadounidense con el thriller Unknown', protagonizado por el actor Liam Neeson

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Jaume Collet-Serra debió despertarse ayer con una gran sonrisa en la cara. Su última película, Unknown, se acaba de convertir en la más vista del pasado fin de semana en EEUU. 'No es esta película la que me llevará a la primera división, pero tal vez lo consiga con la siguiente', afirmaba a este periódico el sábado en Berlín, donde presentó la película, que se estrenará en España el 20 de abril. Puede que se equivoque: los más de 25 millones de dólares (18 millones de euros) recaudados podrían convertirse en pasaporte automático hacia la gloria holly-woodiense para este barcelonés de 35 años, que se marchó a estudiar cine a Los Ángeles tras terminar el instituto.

Apadrinado por el productor Joel Silver (Arma letal), Collet-Serra ha rodado un thriller de factura impecable, protagonizado por un científico de visita en Berlín, que despierta tras un coma de cuatro días y descubre que alguien le ha robado la identidad. Su protagonista -es Liam Neeson- adopta los rasgos circunspectos de un personaje que no hubiera disgustado a Alfred Hitchcock. 'Era el maestro del género y resulta una influencia en todo lo que hago. Su prioridad era que el público disfrutara con la película y nunca se ponía por encima del espectador, que es algo que respeto mucho', afirma el director.

'Alfred Hitchcock resulta una influencia en todo lo que hago'

Junto a ese protagonista, Collet-Serra ha colocado a dos rubias igual de hitchockianas: Diane Kruger y January Jones, esa Grace Kelly de ojos malignos a quien descubrió como Betty Draper en la serie Mad Men. 'Hitchcock también la habría contratado', sostiene. La persecución de ese protagonista supuestamente paranoico también remite a los eurothrillers de Roman Polanski, con Frenético a la cabeza, en la que Harrison Ford buscaba a su esposa desaparecida en un París menos romántico de lo habitual. De hecho, Unknown tenía que transcurrir en la capital francesa, pero Collet-Serra decidió trasladar la acción a un Berlín gélido y hostil. ¿Tal vez para evitar comparaciones desfavorables? 'No. Frenético me gustaba de pequeño, pero ahora la encuentro muy larga. Además, Polanski habría hecho una película mucho más sexual y perversa', apunta con sorna.

Para haber rodado una película sobre la pérdida de la identidad, el director sabe muy bien quién es y hacia dónde se dirige. Tras explorar el cine de terror con Casa de cera y La huérfana, no se plantea cambiar de género. Asegura que, si le dejan elegir, seguirá rodando películas de intriga. 'Esto es lo que me gusta. No tengo ganas de rodar un drama sobre una madre que pierde a su hija', afirma. Lo que sí le apetecería es rodar en España. 'Hice una película sobre el Madrid [Goal 2], así que tal vez les deba una sobre el Barça a los catalanes', ironiza Collet-Serra. 'Quiero rodar una película que tenga que ver con la cultura y la identidad catalanas', añade después, más en serio. En cualquier caso, no será lo próximo. Acaba de firmar para dirigir un proyecto inspirado en el Drácula de Bram Stoker para la productora de Leonardo DiCaprio. 'Voy a cambiar mucho el libro, que tiene buenos personajes pero resulta bastante aburrido. Seguro que me criticarán, pero los directores jóvenes tenemos la obligación de ser agresivos e irreverentes. Incluso cuando nos enfrentamos a auténticas obras maestras', sostiene el director, que tampoco descarta rodar una secuela de Unknown si, como parece estar sucediendo, las cifras terminan por darle la razón.