Público
Público

"Somos como Drenthe, cuando acaba el concierto seguimos ciegos de adrenalina"

Los Delinqüentes y Tomasito se unen para un proyecto con sabor a barrio y a marihuana: ‘Los hombres de las praderas y sus bordones calientes’

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una foto en sepia con Los hombres de las praderas y sus bordones calientes en la puerta de la casa de Jerez de Tomasito. No es un cuadro flamenco, aunque bien podrían serlo, son la imagen de lo que viene a llamarse Garrapatomasiteando. Es el nuevo proyecto que Los Delinqüentes, Er Canijo y Er Ratón, han hecho con un viejo conocido de su tierra gaditana, Tomasito y que salió a la venta el pasado 2 de noviembre.

Ya han realizado varios conciertos presentando el disco: 'La gente se lo ha pasado muy bien', recuerda Tomasito. El día 4 tocan en Madrid, y luego pasarán por Barcelona y Valencia. Auténticos shows que no terminan con el último aplauso. 'Nosotros somos como Drenthe, cuando acaba el concierto seguimos ciegos de adrenalina', comenta Er Canijo. En diciembre harán un parón, que Los Delinqüentes aprovecharán para dar forma a su próximo disco, en el que habrá canciones nuevas que ya rondan por la cabeza de Marcos del Ojo. Si el respetable así lo quiere, darán más conciertos de esta fiebre garrapatomasita durante el verano.

'Me llamaron proponiéndome este disco y ¿cómo iba a decirles que no?', contó a Público Tomás Moreno. Marcos del Ojo, Er Canijo, no se separa de su guitarra durante la entrevista, desliza sus dedos por las cuerdas y entona su canción preferida del disco: La cacerola. Tomasito no se aguanta y se arranca con las palmas, un improvisado miniconcierto entre respuesta y respuesta. El tema reza así: 'Con mi cacerola y mi macuto yo me voy por el mundo...'. ¿Podrían irse con la guitarra y una mochila por la vida? 'Claro que sí', contestan a dúo los cantantes. 'Sencillez y humildad, no se necesita más que eso', aclara Er Canijo. Dicen que sus canciones saben a humo, ¿cómo se consigue? 'Nuestros discos anteriores sabían a humo gris, pero este sabe a humo del verde y eso es gracias a un amigo nuestro de Santander que tiene unos cultivos muy interesantes. Un genio del cannabis que se ha portado muy bien con nosotros', explica entre risas uno de los componentes de Los Delinqüentes.

'Es bueno recordar ese estilo de vida hippy que tenían gente como Silvio Rodríguez, Triana y Smash'

El título del disco es un homenaje al movimiento underground sevillano de finales de los sesenta y principio de los setenta que tanto les ha influenciado a lo largo de su carrera. 'Aunque ahora ya no esté Franco, es bueno recordar ese estilo de vida hippy que tenían gente como Silvio Rodríguez, Triana y Smash', comenta Er Canijo. Precisamente de los hombres de las praderas del ‘Manifiesto de lo borde' de Smash nace el título de este álbum en el que Tomasito interpreta canciones de Los Delinqüentes y éstos las del primero. Además han tenido la suerte de contar con varias colaboraciones de lujo: 'A cada uno le dedicamos un día entero porque queríamos que se hiciera con tranquilidad y que entendieran el rollo', comentó Tomasito. Remedios Amaya y el Capullo de Jerez han sido los que han aportado un punto más flamenco si cabe a este proyecto garrapatero.

Este disco, grabado en su Jerez natal, se ha hecho a base de barbacoas, cañas y mucha reunión divertida de amigos. El buen rollismo que inspiran es embriagador, tanto como las versiones que han hecho de temas emblemáticos de sus carreras. 'Si Er Migue hubiera visto que Remedios cantaba El Aire de la calle habría flipado porque para él, ella era la Camarona y verla en la pecera con los cascos grabándola nos ponía a todos los pelos de punta', recordaba emocionado Er Canijo a Miguel Ángel Benítez, uno de los componentes de Los Delinqüentes, que falleció en 2004.

'Es una vuelta de tuerca y un recuerdo a nuestros orígenes, pero lo hemos hecho de una forma muy flamenca, más que nunca, y acústica', dijo Er Canijo. Y es lo que quieren transmitir en sus conciertos, que más que eso se convierten en auténticos espectáculos. 'Montamos en el escenario las sillas, se canta, se baila, todo muy flamenco', explica Tomasito. ¿Tiene posibilidades la gira de salir de España? Aún no lo saben, pero ven muy claro su éxito en Sudamérica y EEUU: 'Seguro que les gusta porque no están acostumbrados a esto, como si fuera un tablao, estamos hasta bebiendo vino de Jerez y cuando salga Tomasito con sus botas verdes bailando van a alucinar', augura contundente Er Canijo.

Los Delinqüentes creen que la crisis de la música nace de la mundial que existe en todos los sectores y no consideran que Internet o el pirateo tengan la culpa. 'Es bueno que la música se difunda y llegue a todas partes, gracias a eso nos pueden escuchar en Japón por ejemplo', comenta Er Canijo a lo que contesta Tomasito, 'Ahora de lo que viven los artistas es de los conciertos, si se pueden vender discos pues mejor que mejor'. Pese a un aparente apoyo a las nuevas tecnologías, ninguno de los cantantes se maneja con las redes sociales. 'Yo prefiero tirarme la noche charlando con el camarero del bar de abajo que conectado al Messenger, seguro que él me aporta más', comenta Er Canijo.

Un momento crítico como este parece el ideal para un proyecto que recuerda épocas creativas, revolucionarias y reaccionarias. 'Sí, este es un disco alegre que recuerda a los hombres de las praderas'. ¿Se puede ser un hippy en el siglo XXI? 'Nosotros lo somos, somos hombres de las praderas, la felicidad es simplemente irte a la playa de Bolonia con una guitarra y María', comenta Marcos del Ojo mientras entona Todo me da igual.

Del disco destacan temas como El abuelo Frederick, El Voltereta y Donde crecen las setas, también una sorpresa: una personalísima versión de Kiss off de Violent Femmes. 'Algunas nos gustan más ahora que antes', comenta Tomasito.

Sin dejar de acariciar las notas que aflamencadas salen de su guitarra, Er Canijo reflexiona sobre su exitosa trayectoria, diez años en la música viviendo de ella: 'Nosotros empezamos a cantar en los bancos, si por la crisis tenemos que volver a tocar en la calle y poner la funda pues lo haremos'.

DISPLAY CONNECTORS, SL.