Publicado: 04.09.2015 15:07 |Actualizado: 04.09.2015 15:09

Emily Watson recibirá el premio Donostia 2015 por su toda su carrera

La actriz inglesa lleva 20 años de una carrera plagada de grandes títulos y directores.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La actriz Emily Watson en el Festival de Venecia, el pasado 2 de septiembre. / ANDREA MEROLA (EFE)

La actriz Emily Watson en el Festival de Venecia, el pasado 2 de septiembre. / ANDREA MEROLA (EFE)

DONOSTI.— La actriz británica Emily Watson recibirá el Premio Donostia de la 63ª edición del Festival de Cine de San Sebastián, que se celebrará entre el 18 y el 26 de septiembre.

La identidad de la agraciada con el único Premio Donostia que se otorgará este año, y que constituía una de las principales incógnitas por desvelar sobre el próximo Zinamaldia, ha sido anunciada este viernes en la presentación oficial del certamen por su director, José Luis Rebordinos.



Watson (Islington , Reino Unido, 1967) recibirá el 25 de septiembre el galardón como reconocimiento a toda una carrera cinematográfica que en su caso debutó con la deslumbrante interpretación del personaje de Bess McNeill en el film de Lars Von Triers Rompiendo las olas en 1996.

Aunque se había formado como actriz en la prestigiosa escuela Drama Studio London y sus primeros trabajos se produjeron en las filas de la Royal Shakespeare Company, fue la película de Von Triers la que le llevó a la fama internacional de la noche a la mañana, un trabajo por el que obtuvo nominaciones a los Óscar y los Globos de Oro.

Volvió a estar nominada a estos dos premios en 1998 por su impecable actuación en Hilary and Jackie, de Anan Tucker, en la que encarnaba a la violonchelista Jacqueline Du Pré, muerta de esclerosis múltiple a los 42 años.

Desde ese momento su carrera ha estado plagada de grandes títulos y directores como Robert Altman, con quien rodó Gosford Park (2000), Tim Burton con La novia cadáver (2005) o Alan Parker en Las cenizas de Ángela (1999), que le valió una nominación a los premios BAFTA.

War Horse (2011), de Steven Spielberg, Anna Karenina (2011) de Joe Wright, son otros de los grandes con los que ha trabajado la actriz británica, que presentó el pasado martes en el Festival de Venecia la película Everest.

Watson ha trabajado también en El dragón rojo (2002), de Brett Ratner, Llámame Peter, de Stephen Hopkins, por la que fue nominada al Globo de Oro a la mejor actriz de reparto, Miss Potter (2006) de Chris Noonan, Cold Souls (2009), de Sophie Barthes, o La teoría del todo (2014), de James Marsh.

En 2002 regresó a su inicial vocación por las tablas con dos espectáculos dirigidos por Sam Mendes Noche de epifanía, de William Shakespeare, y El tío Vanya, de Chejov, por la que fue nominada para el Premio Olivier.