Público
Público

Estrenos en el salón

Una compañía lanzará en 2011 en EEUU un sistema de distribución digital para ver en casa las últimas películas de Hollywood el mismo día de su lanzamiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Del set de rodaje al salón. La compañía californiana Prima Cinema planea lanzar al mercado a finales de 2011 un sistema de distribución digital que permitirá a sus clientes recibir en su casa los últimos estrenos de Hollywood el mismo día de su lanzamiento en la gran pantalla. El único inconveniente es que para disfrutar de este servicio será necesario contar con una cuenta corriente de lo más saneada. A la hora de diseñar el proyecto, la compañía californiana ha pensado en atraer a personas con un alto poder adquisitivo, ya sean grandes empresarios o famosos a los que no les guste mezclarse con el resto de los mortales en las salas de cine, y a quienes no les importe pagar los 20.000 dólares que costará la suscripción, además de los 500 dólares extra que costará el alquiler de cada película.

Hasta ahora, únicamente un exclusivo grupo de no más de 700 millonarios de Hollywood, conocido como el circuito Bel-Air, recibe en su domicilio una copia de los filmes que se estrenan en la gran pantalla a cambio de una suscripción mensual de 4.000 dólares. Con su anuncio, Prima Cinema pretende convertir ese privilegio en un lucrativo negocio. 'Estamos sorprendidos por la inmejorable respuesta que ha tenido nuestro anuncio', confesó a Público Jason Pang, fundador y presidente de Prima Cinema.

Se espera colocar el servicio en 250.000 hogares en cinco años

A pesar del elevado precio, Pang considera que podría tener el servicio instalado en 250.000 hogares en un plazo máximo de cinco años. La compañía con base en Los Ángeles cuenta con el apoyo de importantes empresas del sector, e incluso los estudios Universal han apostado por el proyecto con inversiones que rondan los 5 millones de dólares. También ha mantenido reuniones con las otras cinco major (20th Century Fox, Paramount, Warner Bros., Columbia-Sony y Disney), así como con otras productoras independientes para lograr su implicación en el proyecto.

Sin embargo, no todos los estudios se muestran favorables a la oferta de Prima Cinema, como es el caso de Viacom, propietaria de Paramount, MTV y Nicleodeon Pictures, que prefiere por ahora centrarse en 'satisfacer a las salas de exhibición'. De hecho, la Asociación Nacional de Propietarios de Salas de Exhibición (NATO), que representa a 30.000 cines en Estados Unidos y otros 50 países, considera que la fórmula de Prima Services disparará el número de copias ilegales de los estrenos de Hollywood en el mercado. 'No es un sistema seguro. Ningún método de distribución a los hogares lo es', ha criticado John Fithian, presidente de la NATO, durante una entrevista en The Wall Street Journal. Para Fithian la nueva propuesta 'proporcionará inmediatamente a los piratas una copia digital en perfecto estado, lo que derivará en pérdidas millonarias'.

Según los exhibidores, las copias ilegales podrían dispararse

La NATO teme que el nuevo método de distribución doméstica conviertan las salas de cine en una especie en peligro de extinción. De hecho, a sólo dos días de que termine el año, los exhibidores estadounidenses no han conseguido superar los ingresos de taquilla de 2009, ni siquiera con el incremento medio del precio de las entradas entorno al 6% ni al boom del 3-D, cuyas entradas se han apreciado hasta un 26% en los últimos 12 meses.

Esas pobres cifras no han impedido a Fithian y sus representados aprobar el plan de Warner Bros. y Disney para distribuir sus estrenos a través del servicio televisivo bajo demanda que ofrece la empresa de televisión por cable Time Warner. En un intento de recuperar parte de los ingresos perdidos por la caída de ventas y alquileres de los DVD, un mercado que se ha desplomado un 20% en 2010, ambas compañías cobrarán entre 20 y 30 dólares a los usuarios que quieran ver sus películas sólo un mes después del lanzamiento y mientras aún están en cartelera.