Publicado: 25.11.2015 20:22 |Actualizado: 26.11.2015 17:53

El expresidente de la Academia del Cine imputado por falsificar los datos de recaudación en taquilla

El fiscal pide una pena una pena de seis meses de cárcel y una multa de un 1.100.000 euros por un presunto delito de fraude de subvenciones del Ministerio de Cultura

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
González Macho, expresidente de la Academia de Cine. EP

González Macho, expresidente de la Academia de Cine. EP

MADRID.- El Juzgado de Instrucción 18 de Madrid ha imputado al expresidente de la Academia de cine Enrique González Macho y al productor Edmundo Gil por supuesto fraude en los datos de recaudación y de espectadores de la película Rosa y negro para conseguir subvenciones del Ministerio de Cultura.

La información, que publica hoy el diario El País citando fuentes jurídicas, asegura que productor y empresario obtuvieron 731.900 euros del Ministerio de Cultura.



Sin embargo, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publica el 7 de diciembre de 2011, que la citada cinta recibió 758.675 euros, de ellos 58.675 por ayuda general y 700.000 por ayuda complementaria.

La película está producida por la empresa Producciones Cinematográficas Flamenco Films, al cien por cien; costó 2.338.290 euros rodarla, la inversión del productor subvencionable fue de 2.142.486 euros y la recaudación subvencionable 2.051.567 euros.

La investigación sobre este caso en concreto, que desarrolla el Juzgado 18 y la Fiscalía de Madrid, de la que es titular José Javier Polo, se ha centrado en la exhibición de sesiones matinales de la película, una coproducción hispanofrancesa dirigida Gerar Jugnot y protagonizada por Juan Diego.

En el Juzgado de Instrucción 18 también se halla imputado Edmundo Gil y su productora Flamenco Films.

Casi el 98 % de los espectadores vieron la película en siete salas de proyección

Los pases, afirma El País, "nunca fueron anunciados en las carteleras de los periódicos nacionales con las que se simuló la recaudación y el número de espectadores", lo que supone que "se elevaron al Ministerio de Cultura datos de espectadores falsos para conseguir la subvención.

La película fue distribuida y exhibida por Alta Films y Alta Classics, ambas, empresas de González Macho, propietario entonces de la productora Alta Films Producción.

Casi el 98 % de los espectadores vieron la película en siete salas de proyección, seis de ellas pertenecientes a González Macho.

El productor, distribuidor y exhibidor, que dejó sus empresas hace dos años, no ha contestado a las reiteradas llamadas de EFE ayer y hoy, aunque el pasado lunes aseguró que "en su vida" había comprado entradas, y que las informaciones al respecto de los fraudes sobre las subvenciones eran noticias "lamentables".

González Macho, que se encontraba en la presentación de la III edición de los Premios Platino del Cine Iberoamericano, junto a productores y directores como Gerardo Herrero y Enrique Cerezo, subrayó entonces que alguno de los productores a los que se le negó en 2012 la subvención "puso un contencioso" contra la administración que habría ganado y recibido "con intereses".

En su opinión, "sacar" este asunto ahora era "una forma de tapar el éxito" de Ocho apellidos catalanes, al tiempo que aseguró que le "extrañaba" que saliera ahora.

Por otra parte, la Cadena Ser informa, en este caso, citando fuentes de la Fiscalía de Madrid, que van a solicitar para González Macho una pena de seis meses de cárcel, una multa de un 1.100.000 euros y la inhabilitación para recibir subvenciones durante nueve meses.

Ayer se celebró el acuerdo en el juzgado número 40 de instrucción el acuerdo entre las partes para el caso de la película de la productora de Miguel Bardem "El rey de la montaña", investigados también por falsedad documental y fraude en las subvenciones en grado de tentativa.

Según distintas fuentes, la petición inicial eran 800.000 euros y dos años de cárcel que se han reducido a nueve meses de inhabilitación para percibir ayudas públicas, 50.000 euros de multa y 4 meses de prisión

El presunto fraude está siendo investigado, al menos, por los juzgados de Madrid número 18, 40, 41, 29 y 23. Fuentes del número 41 informaron este lunes de que ha concluido la instrucción de los casos que le han llegado y que han decretado la apertura de juicio oral.

Otros acusados

En esa sede están acusados de falsedad documental y fraude de subvenciones en grado de tentativa Jaume Solé Viñas, Antonio Solé Viñas, Luna Exhibición SL y ABS Productions-Barcelona SL por las películas La zona muerta, Pecador y La última mirada.

Se da la circunstancia de que según datos obtenidos de la propia productora, esas películas se estrenaron también, como Rosa y negro, el 23 de diciembre de 2009.

Las tres reflejaron una recaudación cercana al millón de euros y unos 120.000 espectadores de media.

El Juzgado de Instrucción número 29 investiga la película Los muertos no se tocan, nene, de Goma Centro de Producciones, y los imputados son Juan Goma Martín, Mark Albela, José Gago Herranz, José Ramón Gago Perales "y otros", además de Séptimo Arte Exhibiciones.