Público
Público

Favorita del rey y amante de la cultura

De Pompadour promovió en la corte de Versalles a los intelectuales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

He aquí la culpable. La responsable de introducir en los círculos de poderes de la Francia del siglo XVIII a los intelectuales, que hasta en la actualidad marcan la agenda política del país vecino. No la cortaron la cabeza por ello la guillotina apareció con la Revolución en 1789 porque Madame de Pompadour fue durante 20 años la favorite la amante, la confidente, la amiga, la protegida de Luis XV, bisnieto y heredero en el trono del rey Sol. En la corte de Versalles, Madame de Pompadour hizo todo lo que pudo para respaldar los proyectos culturales de la época como, por ejemplo, La Enciclopedia de Diderot.

Antes de convertirse en madame, en marquesa de la alta sociedad, había nacido el 29 de diciembre de 1721 en el seno una familia humilde. Se llamaba Jeanne-Annette Poisson (pescado, en francés). Su padre era prestamista y traficaba con víveres, aunque cuando las autoridades descubrieron sus fraudes, tuvo que huir del país. La joven Jeanne-Annette nunca volvió a ver a su padre y fue educada por un rico terrateniente, Charles-François Le Normant de Tournehem, una persona como indica su apellido con buenas relaciones con Versalles.

Ayudó a los escritores de la Ilustración Diderot y D'Alembert para la publicación de La Enciclopedia'

Luis XV tenía 5 años cuando falleció, en 1715, Luis XIV. Y Francia entró en una fase de transición: el poder de la familia real y las conquistas en América ya no eran suficientes para legitimar una autoridad criticada por los países vecinos (Reino Unido, Austria) y por el propio pueblo. Fue en este contexto de depresión del poder que Jeanne-Annette quiso convertirse en la primera dama de Francia. Estar casada con el rico heredero y sobrino de su padrastro era una buena vía de acceso al palacio.

Tenía 23 años cuando fue invitada a un baile real con máscaras. Jeanne-Annette ya había conseguido llamar la atención de Luis XV durante una cacería, aunque su objetivo era entrar en Versalles. El rey, considerado débil por sus ministros y nada enamorado de su esposa, la polaca María Lescynska, quería 'divertirse'. El 14 de septiembre de 1745, Luis XV la presentó oficialmente a la corte y la instaló en un apartamento justo encima de su propia habitación.

Tras recibir decenas de títulos aristocráticos entre ellos el de marquesa de Pompadour, Jeanne-Annette tuvo que enfrentarse a los celos del entorno del rey, que veía en ella 'una pecadora de familia pobre'. Porque la joven madame no pensaba quedarse en la cama del monarca: en su habitación recibía a los ministros y embajadores, se relacionaba con la emperatriz de Austria como si fuera la reina. Uno de sus amigos era el filósofo Voltaire. Y aconsejaba al rey en sus decisiones diarias.

La actual sede de la presidencia francesa en París era la residencia de la confidente de Luis XV

Tenía sus caprichos: dicen que le gustaba el chocolate y el champán, que era vanidosa. Gastó, sin embargo, mucho dinero en financiar proyectos artísticos: pintura, escultura, urbanismo (la plaza de la Concorde en París), cerámica (la fábrica de Sèvres). Leía a Rousseau y a Montesquieu. Falleció el 15 de abril de 1764 en el palacio de Versalles, algo en principio sólo permitido a los miembros de la familia real.

La Revolución acabó con los privilegios y muchas favorites fueron guillotinadas. En Francia, el apellido Pompadour, además de calificar un estilo de muebles, también es sinónimo de poder de la mujer en un mundo de hombres. Por eso llama la atención esta anécdota: la residencia parisina de Madame de Pompadour era el Hôtel d'Évreux, actual Palacio del Elíseo y sede de la presidencia de la República francesa.