Público
Público

El final de R.E.M. tal y como los conocíamos

El grupo de Athens anunció ayer su disolución en su web

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los miembros de R.E.M. anunciaron ayer, miércoles, su separación en su web poniendo punto y final a una histórica y definitiva carrera musical en la que han vendido millones de discos e influido a una legión de bandas. En un escueto comunicado dirigido a fans y amigos, el grupo señaló: 'Nos vamos con un gran sentimiento de gratitud, de conclusión y asombrados por todo lo que hemos logrado'.

Poco después, los tres fundadores de la banda de Athens (EEUU) añadieron sus particulares mensajes de despedida. Citando el dicho de un 'sabio', el cantante Michael Stipe escribió que 'la clave de asistir a una fiesta es saber cuándo te tienes que ir'. Mike Mills, bajista, destacó el carácter amistoso de la separación de unos 'hermanos que se quieren y respetan verdaderamente'. 'Nos sentíamos prisioneros de esta situación', ironizó, 'no había falta de armonía, ni derrumbamientos, ni peleas de abogados'. Por último, el guitarrista Peter Buck confesó que 'una de las mejores cosas de formar parte de R.E.M. ha sido el hecho de que los discos y las canciones que hemos escrito significaron tanto para los fans como para nosotros mismos'.

R.E.M. alcanzó fama mundial a principios de los noventa con su álbum Out of time, que incluía canciones que se convirtieron en éxitos masivos en las radiofórmulas de todo el planeta, como Losing my Religion y Shinny Happy People. Sin embargo, para ser conscientes de su importancia hay que retrotraerse a toda la década de los ochenta, cuando el grupo era uno de los principales estandartes del rock alternativo gracias a álbumes como Murmur (1982), Reckoning (1984) y Document (1987).

Su pop-rock de baja fidelidad, con hechuras caseras, heredero directo de la cultura punk y de una novedad profunda, influyó en bandas indies de todo el planeta y de diferentes géneros. Su efecto se redimensionó a partir de 1988, año en el que publicaron el disco Green, que se convirtió en superventas en Estados Unidos. Tres años antes de la eclosión de Nirvana, una banda alternativa fichaba por una multinacional, llevando a las listas de éxitos un sonido que hasta ese momento sólo había sido paladeado en los márgenes.

La banda influyó en grupos indies de todo el planeta y de diferentes géneros

A partir de ese momento la historia es conocida. Out of Time (1991) y Automatic for the People (1992) peleaban en las listas de ventas con Michael Jackson y Madonna, el grupo se daba baños de masas desde Australia a Suecia y discos como New Adventures in Hi-Fi ampliaban la paleta sonora y compositiva del grupo.

Con ese disco, 1996, hicieron cumbre y comenzaron un descenso más bien doloroso, con una serie de álbumes sin brillo de los que se salvaban algunos éxitos pop. Sus numerosos proyectos paralelos y colaboraciones hacen pensar que se va R.E.M., pero no los tres R.E.M.