Público
Público

González Macho asegura que la gala de los Premios Goya "no fue un mitin"

Aunque el presidente de la Academia del Cine reconoce que "fue correcto todo, menos un par de intervenciones desentonantes" como la de José Corbacho, que saludó a Wert sólo "un

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Todavía con la resaca, no del alcohol sino del anfitrión perfeccionista, el presidente de la Academia de Cine, Enrique González Macho, se muestra hoy muy contento con la gala de los Goya, de la que explica que, 'pueden decir lo que les de la gana', pero 'no fue un mitin, fue muy educada'.

Había llamado a la contención, pero nunca a la censura. 'Por supuesto, en la gala se demostró que no la había. Hubo muchas cosas pero fue correcto todo, menos un par de intervenciones desentonantes', asegura. 'Se dijo lo que se tenía que decir y yo también me encargué de decirlo', añade.

Su celebrado discurso, en el que desvinculó el cine de partidos, cejas, barbas o bigotes, no sufrió grandes cambios con el caldeado ambiente azuzado por la Unión de Actores o la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, pidiendo el viernes que el cine 'sea lo principal, no lo secundario' en la gala. 'Tenía muy claro de lo que quería hablar, la duda era cómo condensar eso en cinco o seis minutos. Pero el IVA estaba allí antes, la piratería mucho antes...', relata.

Sentado a su derecha en el Centro de Congresos Príncipe Felipe, estuvo uno de los blancos de las críticas, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert. 'No había tensión. Había una cierta inquietud, como es lógico. Pero la gala es un acto privado en el cual tú invitas a gente. Tienes que atenderle bien. Otra cosa es que les regañes, pero cuando va alguien a tu casa no le insultas o le pegas', señala. 'Y a él lo vi muy tranquilo', añade.

Precisamente, entre las intervenciones que consideró 'desentonantes' estaba la de un expresentador de los Goya, José Corbacho, que saludó a Wert sólo 'un 21 %'. 'Ya se había dicho antes en la gala lo que dijo él de una forma más sutil y más divertida', reconoce González Macho.

Y sobre el discurso de Candela Peña, aunque no lo critica, considera que estuvo mejor en los premios Gaudí del cine catalán al recoger también el premio a la mejor actriz secundaria. 'Estuvo soberbia, diciéndolo de una manera más de gala. Es una tía inteligente, estupenda'.

Javier Bardem, en cambio, no le creó la mayor preocupación. 'Si Bardem gana por un documental que ha hecho sobre el Sahara, ¿de qué va a hablar? ¿de Messi? Igual que cuando Isabel Coixet ganó con undocumental sobre Garzón. Tenía que hablar de él', reflexiona.

Sus momentos favoritos de la gala fueron los premios a Concha Velasco y José Sacristán, el difícil número musical de Alex O'Doherty y, desde luego, renueva votos con Eva Hache. 'Es muy buena. Es una mujer que se crece, porque la tía se guarda cosas en los ensayos, pero en directo no falla. Es muy generosa. ¡Cómo bailó y cantó para Concha Velasco, eso no lo hace cualquiera!', dice.

También celebra que los académicos vayan quitándose sus prejuicios y premien con tres estatuillas a la cinta de animación Las aventuras de Tadeo Jones o que entendieran perfectamente la diferencia entre premiar a un director como J.A. Bayona por orquestar la dificultad de Lo imposible aunque para ellos la mejor película fuera Blancanieves, de Pablo Berger.

Finalmente, sobre la sede elegida de urgencia, tras el cierre del Palacio Municipal de Congresos de Madrid, también se muestra contento.'No sé si podrá ser el año que viene allí otra vez. Me fui a contraidea, luego me fui haciendo a la idea y al final estaba muy bien. Dos mil personas dentro que, cuando las ves de frente, impresionan. Con buena visibilidad para todo el mundo. Y que funcionó para los casi cuatro millones de espectadores que tuvo la gala en televisión', concluye.