Público
Público

Javier Moro gana el Planeta con una novela histórica

La obra 'El imperio eres tú' narra la vida del primer emperador de Brasil

Publicidad
Media: 4
Votos: 1

Señores, traje oscuro; señoras, traje de cóctel. Esas eran las indicaciones sobre cómo vestir para acudir a la entre-ga del Premio Planeta. Para celebrar su sexagésimo aniversario, el certamen literario con más solera de las letras españolas estuvo presidido por los Príncipes de Asturias y Girona. Como es habitual desde hace años, el Palacio de Congresos de Barcelona albergó la cita y por la alfombra azul color corporativo del grupo que preside José Manuel Lara desfilaron más de mil invitados, la mayoría muy respetuosos con el código de vestuario. A pesar de las extremas medidas de seguridad, el ambiente era festivo y en la copa previa a la cena, durante la que se van descartando novelas de las diez finalistas, los comentarios referentes al atuendo de la princesa Letizia (traje negro muy discreto) superaron a las especulaciones sobre el nombre del ganador o ganadora.

Sin embargo, cuando Javier Moro Lapierre (Madrid, 1955) subió al escenario para recoger el premio dotado con 601.000 euros (en 1952, la primera edición, la dotación fue de 40.000 pesetas), los rumores sobre que este sería un Planeta con J se confirmaron.

La editorial celebró el 60º aniversario del galardón, dotado con 601.000 euros

Pero no fue ni Javier Sierra,ni Javier Reverte (para citar sólo algunos de los nombres que se barajaban), sino el autor de Pasión India quien convenció a los miembros del jurado con El imperio eres tú, una novela histórica con muchos elementos exóticos que narra de manera minuciosa la vida del primer emperador de un Brasil independiente, Pedro I, que reinó en la primera mitad del siglo XIX. Para escribirla, Moro pasó tres semanas en tierras cariocas documentándose y empapándose de las costumbres de un país donde también ambientó su primera novela.

Viajero desde joven el padre del autor era ejecutivo de una línea aérea, lo que le permitió conocer cuando todavía era un niño África, Asia y América, cuando empezó a escribir, Moro optó por contar las historias que más le habían conmovido alrededor del mundo. Un modus operandi literario que utilizó en Senderos de libertad (1992), basado en la historia de Chico Mendes, que luchó por salvarla selva amazónica. Para saber más sobre la vida de estesindicalista que murió asesinado también pasó largas temporadas en Brasil. Casi 20 años después de aquella aventura con la que debutó en el mundo del libro, Moro se ha llevado el Planeta por una historia que, en esta ocasión, transmite toda la fuerza del hombre que proclamó la independencia de Brasil.

El escritor pasó varios meses en el país carioca para documentarse

Historiador y antropólogo de formación, Javier Moro, también autor de El pie de Jaipur o Las montañas de Buda, ha repetido en algunas entrevistas que en sus novelas nunca hay una intención de denuncia de las problemáticas sociales o políticas, ya que las historias que elige hablan por sí mismas. Afirma que lo suyo es desplazarse al lugar de los hechos, hablar con sus gentes y escuchar. No obstante, su novela El sari rojo (2008), con la que ha conseguido grandes éxitos, levantó protestas en India y, durante una concentración en Nueva Delhi, se quemaron fotos del autor. Algunos lectores rechazaron el libro por considerarlo una biografía ficticia y falseada del país.

Si en la edición anterior Eduardo Mendoza fue el ganador con Riña de gatos. Madrid 1936, novela ambientada en la época indicada en el título, un momento crucial y turbulento de la historia de España, en esta edición del Premio Planeta se ha impuesto el exotismo y un escenario que no es España. Según contó el miembro más veterano del jurado, Carlos Puyol, en esta edición los asuntos relativos a la Guerra Civil han menguado entre las obras que aspiraban al premio.