Público
Público

La materia favorita de un artesano del cine

Villaronga coincide con Camus: "El cine es de los actores"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Es poco conocido el hecho de que Agustí Villaronga fue en los inicios de su carrera actor. Algo de teatro, en la compañía de Nuria Espert, y algo de cine en los setenta en películas como Robin Hoodnunca muere y esporádicamente después. Podría ser un capítulo curioso en su biografía si no fuera porque ha demostrado, a lo largo de la decena de películas que ha dirigido, una asombrosa capacidad para la dirección de actores.

No es, entonces, casual tampoco que cuatro de los nueve Goyas que recibió el pasado domingo Pa negre fueran a parar a las categorías de interpretación: los dos a mejor actor y actriz revelación para los niños Francesc Colomer y Marina Comas, el de mejor actriz de reparto para Laia Marull y el de mejor actriz protagonista para Nora Navas. De hecho, a excepción del Goya a Javier Bardem y el de reparto para Karra Elejalde, Pa negre copó los premios de los actores.

'Los actores son un material que me gusta y además entiendo'

'Ayer Mario Camus decía que las películas están en manos de los actores y yo soy de esa opinión', confesaba Villaronga ayer a Público. 'El actor es un material que me gusta y además entiendo. Hay que prestarle atención desde donde ellos necesitan. Siempre hago ensayos anteriores al rodaje, y luego se trata de encontrar la química entre ellos e intentar servirles de espejo. No es mucho más', admitió.

Le tocó ganarse la vida actuando, cuando siendo muy joven, decidió volcarse en el cine. 'Era una manera de acercarme a la profesión que me gustaba que era dirigir'. Entonces se dio cuenta de muchas cosas. 'Descubres las necesidades de los actores', reconoce. Dice no tener ninguna técnica, que más bien las cosas se van construyendo durante el rodaje. 'Lo más importante es estar atento a ellos, estar pendiente de sus diálogos, de sus movimientos', dice. 'Luego una buena luz encima de un actor o la manera en que planificas una penumbra hace mucho. La puesta en escena ayuda a que el actor o la actriz brille más o menos', asegura.

'Una luz encima de una actriz o la puesta en escena hace que brille más'

Su entendimiento del cine es integral. Villaronga no sólo fue actor en sus inicios, sino director artístico, jefe de vestuario... 'También trabajé temas de luz, fotografía... Me he tragado muchos rodajes como técnico. Nunca pasé por escuelas, y está muy bien que existan, pero echo en falta muchas veces la educación humanística. La observación de otras cosas', asume.

Decía Laia Marull días antes de recibir su tercer Goya que el reto de interpretar a Pauleta en Pa negre, una mujer que queda trastornada tras perder a su familia, fue más fácil gracias a Villaronga. 'Ensayamos, pensamos mucho el personaje', reconoce. 'Agustí tiene una mirada muy personal, y eso le da una seguridad enorme a una actriz', explicaba Marull. 'Su mirada mantiene cierto equilibrio entre la inocencia y la perversión. Es muy interesante. No deja títete con cabeza, pero da los matices suficientes para que los actores primero, y luego el espectador, puedan entender a los personajes, incluso a los que están más fuera de lugar', matizaba.

A Nora Navas, Goya a mejor actriz y Concha de Plata a la mejor interpretación femenina en San Sebastián, Villaronga le ha dado seguridad. 'Ahora confío más en mí', decía Navas a este periódico. 'La película es un trabajo muy coral. Veo Pa negre y veo que están todos estupendos, y esto es gracias al talento de Agustí y al de los actores', explicó Navas.

Marull: 'No deja títere con cabeza pero aporta matices a los personajes'

Parte del secreto está quizás en la combinación que hace Villaronga entre nuevas caras y actores con los que ya ha trabajado. Es el caso de Roger Casamajor, protagonista de El mar. En él, Villaronga depositó parte de la construcción del personaje de Florencia, que interpreta Navas. 'Roger fue esencial para construir mi personaje, con él me lancé a la piscina', confesó la actriz. De acuerdo, Villaronga no tiene técnicas para sacar lo mejor de sus intérpretes, pero sí, y como dijo su productora la noche de los Goya, una asombrosasensibilidad.