Público
Público

Michael Haneke gana el Premio Príncipe de Asturias de las Artes

El cineasta alemán se ha impuesto en la última ronda de votaciones al coreógrafo cubano Carlos Acosta 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El director de cine y guionista austríaco Michael Haneke ha sido galardonado hoy en Oviedo con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2013 tras imponerse en la última ronda de votaciones al coreógrafo cubano Carlos Acosta, según han indicado a Efe fuentes de la Fundación que concede los galardones.

Haneke, director, guionista y profesor de cine austríaco de origen alemán (Munich, 1942) empezó su carrera como realizador independiente en 1970, ha trabajado para el cine, el teatro y la televisión y ha obtenido numerosos premios por unas obras de estética muy expresiva y provocadora que suelen generar controversia.

Además de sus trabajos cinematográficos, ha dirigido las obras de Mozart Don Giovianni y Cosi fan tutte, que fue estrenada en el Teatro Real de Madrid en febrero de 2013.

Un total de 33 candidaturas optaban a este galardón, el primero en fallarse de los ocho que concede anualmente la Fundación Príncipe de Asturias. Los Premios Príncipe de Asturias, que este año alcanzan su XXXIII edición, están dotados con 50.000 euros y la reproducción de una escultura diseñada por Joan Miró y serán entregados en octubre por don Felipe de Borbón en el teatro Campoamor de Oviedo.

Además de Haneke y de Acosta, los otros tres finalistas han sido el artista estadounidense Bruce Nauman, el compositor estonio Arvo Pärt y la artista de 'performance' serbia Marina Abramovic.

Haneke, experto en conmover al espectador, ha sido ganador de la Palma de Oro de Cannes en dos ocasiones, por La cinta blanca (2009) y por Amour (2012), largometraje que le reportó además el Oscar a la mejor película en lengua extranjera y el César de la Academia de Cine de Francia. Hijo de director Fritz Haneke y de la actriz Beatriz Degenschild, estudió Literatura, Psicología y Artes escénicas en la Universidad de Viena y empezó su carrera como realizador independiente en 1970. Tras destacar también en la dirección teatral, su debut en la gran pantalla llegó con El séptimo continente en 1989, donde narraba la destrucción de una familia vienesa de clase media.

Desde temprano, la muerte como generadora de violencia se convirtió en uno de los temas centrales de su obra, valiéndose de una estética muy expresiva y provocadora. En los siguientes años realizó Benny's video, Los europeos, 71 fragmentos de una cronología del azar o Lumiere y compañía, y ya en 1997 exhibió Funny games en la sección oficial de Cannes, festival en el que ganó el Gran Premio del Jurado con La pianista (2001).

En 2003 volvió al Festival para presentar la apocalíptica El tiempo del lobo, que no compitió porque uno de sus protagonistas, el director francés Patrice Chéreau, presidía el Jurado. Con Caché (2005) ganó el Premio al Mejor Director en Cannes y con La cinta blanca (2009), la Palma de Oro de Cannes, el Globo de Oro a la Mejor Película de habla no Inglesa y el Premio a la Mejor Película Europea.

En 2012 volvió a la competición en Cannes con Amour, con la que ganó su segunda Palma de Oro, así como el Oscar a la mejor película en habla no inglesa y el César francés en cinco categorías: mejor película, director, guión original, actriz y actor, el Premio de la Academia del Cine Europeo.

Profesor de dirección en la Vienna Film Academy, cuenta con la Cruz de Honor de las Artes y las Ciencias de Austria (2007) y es comendador de la Orden de las Ciencias y las Letras de Francia (2010). Es Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid y, desde hoy, Premio Príncipe de Asturias de las Artes.