Público
Público

4 minutos y 33 segundos de silencio para ser Nº1

Una pieza sin música de John Cage podría encabezar el Top británico en Navidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Inglaterra vive la música pop de una forma muy distinta al resto de países. Allí, sin ir más lejos, en la fiesta del Jubileo de Isabel II tocaron Paul McCartney, Ray Davies, Brian Wilson, Tom Jones e incluso, atención, Ozzy Osbourne. Tan poperos son que siguen viviendo como un acontecimiento el Número 1 navideño, es decir, la canción que más vende en la semana del 25 de diciembre.

Lo habitual en los últimos años es que el tema ganador lo cantara el vencedor del concurso Factor X (el Operación triunfo británico), cuya maquinaria promocional era muy difícil de contrarrestar ni siquiera por los más rutilantes superventas. Sin embargo, en 2008 algo empezó a cambiar.

40 músicos famosos la han vuelto a grabar en Londres

Un fan de Jeff Buckley, indignado porque Alexandra Burke, triunfadora de Factor X, iba a encabezar la lista profanando (a su juicio) el Hallelujah de Leonard Cohen(que también había versionado Buckley), creó un grupo en Facebook animando a comprar la interpretación de este último, incluida en su disco Grace, de 1994.

La iniciativa tuvo un eco insólito y miles de fans de Jeff Buckley, unidos a otros cuantos detractores de Factor X, se lanzaron en masa a comprar el Hallelujah de Buckley. No ganó por poco, pero se produjo la extraña situación de que por primera vez en la historia los números 1 y 2 navideños los ocupaban la misma canción.

'Que todos esos egos se callaran ha sido un logro', ha dicho el productor

Pero los enemigos de los concursos musicales de la tele son numerosos y el año pasado volvieron a plantear batalla. Uno de ellos intuyó que si la delicada balada de Buckley había estado a punto de noquear a Factor X, el Killin' in the name de Rage Against the Machine haría papilla a cualquier triunfito británico, por muy gallito que fuera.

Y acertó: los californianos lograron 500.000 descargas con su tema de 1992, batiendo por 50.000 al joven JoeMcElderry. Por primera vez en cinco años, el ganador de Factor X no lograba el Número 1.

Pero el no va más de los asaltos al trono de Factor X se puede producir este año. 40 músicos entre los que se encuentran Billy Bragg, Orbital o el cantante de The Kooks, Luke Pritchard, se encerraron el lunes en un estudio de Londres para registrar una versión de la pieza 4' 33'', compuesta en 1952 por el músico vanguardista John Cage.

El reto de colocar en el Número 1 a un compositor experimental puede sonar atrevido, pero el desafío alcanza una proporción colosal cuando se trata de una pieza que, como su nombre indica, registra cuatro minutos y 33 segundos de silencio.

'Meter todos estos egos en una habitación y conseguir que permanecieran callados ha sido un verdadero logro', bromeó Paul Epworth, productor de la pieza, que será publicada el 13 de diciembre en el sello Wall of Sound. 'Me ha emocionado', continuó, 'en esta era del ruido, escuchar el silencio es algo bello e inspirador'. Ahora solo falta que la radio británica, esta Navidad, enmudezca durante 273 segundos.