Publicado: 11.01.2014 07:00 |Actualizado: 11.01.2014 07:00

La niñera y el amor como profesión

El argentino Claudio Tolcachir presenta en Madrid su última obra de teatro, 'Emilia', en la que reflexiona acerca de los roles afectivos y el concepto de solidaridad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Emilia, la nueva obra de Claudio Tolcachir, nace de sus obsesiones. A diferencia de anteriores ocasiones, el argentino se sentó en soledad a escribir. Acostumbrado a crear con la complicidad y ayuda externa de sus actores, cambió su método para fermentar el universo de sus personajes. Primero visitó el prejuicio para luego buscar su opuesto.

El cambio de método tiene que ver con una historia personal de Tolcachir. En una ocasión recogió con su coche a una mujer que durante su infancia había cuidado de él y de sus hermanos. En ese viaje, geográfico y temporal, la mujer fue relatando historias que ni él mismo recordaba, algo que provocó una reflexión sobre los roles sentimentales, las necesidades afectivas que quedan en el olvido cuando ya no las echas en falta. También acerca de lo que es el amor, representado por una palabra que cada uno de los personajes entiende de una manera diferente.


"Lo que más me conmovió era lo vivo de esas historias. El detalle con que ella recordaba me hacía sentir tan desagradecido. Eran momentos fundamentales y yo no los recordaba. Esto me hizo pensar en lo disparejo de este tipo de amores. De quienes cumplen un rol profesional pero afectivo y que fácilmente pueden quedar en el olvido", relata Tolcachir.

La obra, que se estrenó este pasado jueves en los Teatros del Canal de Madrid, se adentra en esos recuerdos de infancia para hablar de la solidaridad convertida en calmante para la propia incomodidad. "¿Qué es ser solidarios? Creo que la tragedia moderna habita en la desconexión que sufrimos frente al dolor de los demás. La solidaridad muchas veces toma forma de calmante para nuestra propia incomodidad. En esos caso estamos siendo solamente solidarios con nosotros mismos", reflexiona el director.

El espectáculo está protagonizado por Gloria Muñoz -la niñera-, que ya coincidió con Tolcachir en ‘Todos eran mis hijos'. Fue la primera piedra desde la que el argentino construyó el resto del reparto. La segunda en entrar en el proyecto fue Malena Alterio, conocida por su papel en la serie de televisión ‘Aquí no hay quien viva' que no obstante cuenta con una amplia trayectoria en cine y teatro. Alfonso Lara, Daniel Grao y David Castillo -El Jonathan en la serie Aida- completan el reparto.

Unos actores que durante la presentación de la obra han destacado "la capacidad de hacer equipo" de Tolcachir. Un ambiente propicio, en palabras de Gloria Muñoz, para que los actores aporten su granito de arena en la construcción de la historia. Para Alfonso Lara, este tipo de montajes "compensa los sinsabores de esta profesión" y califica la obra con una palabra: humanidad.