Publicado: 16.07.2015 16:57 |Actualizado: 16.07.2015 16:57

Ordenadores luminosos, cafeína y 23.000 personas encienden el festival Dreamhack en Valencia

En el evento de cultura y ocio digital los participantes se disputarán 194.000 euros en premios jugando a videojuegos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Ordenadores luminosos, cafeína y 23.000 personas encienden el festival Dreamhack en Valencia

Ordenadores luminosos, cafeína y 23.000 personas encienden el festival Dreamhack en Valencia

Hasta 23.000 personas se reúnen desde hoy en el festival de cultura y ocio digital Dreamhack Valencia para disputarse 194.000 euros en premios y jugar durante horas a los videojuegos de éxito con un arsenal completo, que va desde bebidas energéticas y café hasta ordenadores personalizados con luces LED.

En la sexta edición de la cita, instalada en Feria Valencia hasta el sábado, 3.000 personas (de los 23.000 visitantes) se han inscrito en la zona LAN, un espacio de competición que cuenta con 10 gigas de velocidad donde los participantes acuden con sus propios ordenadores para competir en juegos como "League of Legends" y "Counter Strike", los más nombrados entre el público asistente.

A pesar de que el festival se ha inaugurado poco después del mediodía con un apagado y encendido de luces, a las cinco de la madrugada ya había en el exterior de Feria Valencia colas de gente con bártulos, cajas con ordenadores y teclados, sillas, bolsas de comida, focos, cojines, peluches, neveras portátiles, ventiladores y maletas llenas de bebidas energéticas.



Aparte de chicos jóvenes de entre 16 y 25 años en su mayoría, también se han reunido en el festival padres de familia y abuelos que han acudido a acompañar a sus nietos

Todo porque, según un joven vecino de Paterna, Víctor Toledo, que ha acudido con sus amigos y una pantalla de 32 pulgadas, "a Dreamhack no se viene a dormir". Aparte de chicos jóvenes de entre 16 y 25 años en su mayoría, también se han reunido en el festival padres de familia y abuelos que han acudido a acompañar a sus nietos; todos ellos con un atuendo identificable: ropa veraniega y cómoda, compuesta por bermudas, camiseta básica de manga corta y zapatillas.

El director del festival, Arturo Castelló, ha apuntado que uno de los pilares de Dreamhack son los eSports o deportes electrónicos, que "se han convertido en el nuevo fútbol", y prueba de ello es que "el año pasado, la final mundial de 'League of Legends' tuvo más audiencia que el capítulo final de 'Juego de Tronos'".

El festival cuenta con tres escenarios donde se celebrarán las finales de los juegos "StarCraft II" y "Counter Strike", "HearthStone" y "League of Legends", con participación de 600 jugadores profesionales de más de veinte países como Corea del Sur, Estados Unidos, Suecia, Polonia, Alemania, Italia, Portugal o Francia, que cuentan con sus propios camerinos en los que reciben el apoyo de sus patrocinadores y descansan hasta su siguiente combate.

Los premios de "Counter Strike" alcanzarán los 132.000 euros

El torneo "Counter Strike" acogerá un montante total de premios que alcanzará los 132.000 euros: "StarCraft II" recompensará su victoria con 22.000 euros en premios, "League of Legends" con 8.800 euros y "HearthStone" con 8.800 euros, entre otros premios. Castelló ha observado que está llegando "una nueva generación de menores de entre 8 y 10 años que juegan a 'Minecraft' y se interesan por Youtube" y que después se convertirá en el público de los eSports.

Además ha remarcado que, gracias a marcas como Nintendo o a juegos como "League of Legends" o "Minecraft", se está equilibrando la presencia de las mujeres en el ámbito de los videojuegos y ha señalado que este año cumplirán su objetivo de contar con "un 20 % de público femenino y un 80 % masculino", algo "que ya es un gran avance". Tras su experiencia el año pasado, Gerard Gómez ha llegado a Valencia desde Barcelona con sus tres amigos en una furgoneta llena de cuatro equipos de ordenadores, tres sillas, ropa y hasta un colchón que no sabrá si acabará en la zona LAN o en la zona de acampada.

Para este joven de 21 años la bebida energética es infalible en Dreamhack "hasta cierto punto", ya que el cansancio y la falta de sueño hace mella tras muchas horas delante de la pantalla. Arropados en una estructura con luces de Navidad y luces LED y tras dos viajes en tren, Luis y Alejandro Rey, de Cáceres, han hecho parada por tercera vez en Dreamhack para disfrutar "jugando con los amigos" y de reunirse con el resto de participantes como si estuvieran "en familia".