Publicado: 06.12.2015 12:05 |Actualizado: 07.12.2015 07:00

Organizaciones en serie que actúan en la sombra

El secretismo, la conspiración, sobrepasar los límites de la ley y la violencia son sus armas habituales, juntas o por separado. Series tan distintas como ‘The Player’, que AXN estrena hoy en España, ‘Heroes Reborn’, ‘Sense 8’, ‘The Librarians’, ‘El Ministerio del Tiempo’ y ‘Orphan Black’ tienen una organización que actúa en la sombra en sus argumentos. Aunque no siempre dan cobijo a los villanos de la historia

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:
combo series tv organizaciones que actuan en la sombra

Uno o varios millonarios, un grupo subversivo o el gobierno suelen ser tres de los responsables de esas organizaciones en la sombra que tanto juego dan en la ficción televisiva y que este lunes vuelven a aparecer en escena con el estreno de The Player (a partir de las 22:15 horas en AXN con un doble episodio).

Producida por los responsables de The Blacklist y creada por John Fox y John Rogers, se trata de un thriller con mucha acción a tenor de lo visto en el piloto. Esta recae sobre los hombros y puños de Alex Kane (Philip Winchester), un exagente de seguridad que quiere vengar la muerte de su esposa.

Tras él, en representación de una misteriosa asociación que ha encontrado en el delito un juego muy lucrativo, el misterioso Mr. Johnson (Wesley Snipes) y Casandra King (Charity Wakefield). El primero representa a La Casa y ella sería la crupier. Porque en The Player, ambientada en Las Vegas, la trama gira en torno al juego adoptando su terminología. Detrás, un club de millonarios de alto standing que se apuestan sus millones a si el crimen se llevará a cabo o no. La función del jugador es evitarlo.



Lo de apostar es nuevo, pero no tanto lo de predecir el crimen con complicados algoritmos o habilidades extrasensoriales. La serie basada en la película Minority Report ha visto la luz hace dos meses y Person of Interest, ficción creada por Jonathan Nolan, lleva en activo desde 2013.

La primera continúan la historia diez años después de donde la dejó Tom Cruise, con la unidad destinada a predecir el crimen desmantelada y los precognitivos buscándose las habichuelas en otros menesteres. En la ficción protagonizada por Jim Cavielzel y Michael Emerson, el segundo es el misterioso Señor Finch, quien recluta al primero para que se encargue de aprovechar los datos desechados por el gobierno y arrojados cada día por La máquina, un completo sistema de vigilancia y predicción de delitos.

La persecución de los que son diferentes o su creación parece ser el fin más extendido entre este tipo de organizaciones que actúan en la sombra. Conspiraciones evolutivas y exterminadoras que exprimen una y otra vez en un género como el de la ciencia ficción.

Misterio y suspense

La aplaudida Sense 8 de los hermanos Wachowski camina en ese sentido. Un grupo de personas con la habilidad de conectar entre ellas sin que la distancia o el no haberse visto nunca importen perseguidas por una misteriosa sociedad que no se sabe muy bien si pretende experimentar con ellos, explicarles porqué son así o, simplemente, aniquilarlas con el inquietante Whispers a la cabeza.

Similar y a la vez distinto era el argumento de la cancelada The Tomorrow People, en la que el villano se llamaba Jedikiah y la organización que perseguía a la llamada 'gente del mañana' con el fin de evitar su supervivencia era la militar Ultra. La lista podía seguir y seguir casi eternamente con otros casos como el de la renacida Primatec de Heroes y rebautizada como Renautas en Heroes Reborn. Su misión: acabar con los evos.

Luego está Orphan Black, donde lo que hacen en el Dyad Institute es monitorizar, estudiar y hacer la vida imposible cuando saben de su existencia a la serie de clones que crearon hace años y que tienen en el personaje de Sarah Manning al espécimen más rebelde con el que se han encontrado.

El resto ve en ella a una líder nata dispuesta a hacer lo imposible por salvar a su hija y a sus ‘hermanas’ más cercanas. No se casa con nadie y tiene claro que el Dyad es el enemigo. O quizá haya alguien más ahí fuera dispuesto a borrar las pruebas de un experimento de lo que llaman Neoevolución que no salió bien del todo.

Los secretos del Gobierno

El Gobierno es quien está detrás de la división Fringe, que depende del FBI. Un reducido y selecto grupo de agentes encabezados por la osada Olivia Dunham (Anna Torv) que cuenta con el científico Walter Bishop (John Noble) y su hijo Peter (Joshua Jackson) como principales activos.

Trabajan en la sombra, aunque a veces resulta imposible encubrir según qué casos y en la realidad alternativa la división Fringe no es precisamente un secreto. Creada por J. J. Abrams, Alex Kurtzman y Roberto Orci es una muestra más de lo bien que se le da al primero el misterio. Suya es Perdidos, en la que también había una misteriosa organización detrás de la Iniciativa Dharma.

También fue él, productor de Person of Interest, quien auspició Alcatraz. Cancelada en su primera temporada, nunca se llegó a saber quién estaba detrás de todo, pero Sam Neill era el jefe al mando de una división gubernamental encargada de detener a los más de cien prisioneros desaparecidos de Alcatraz el 21 de marzo de 1973 que aparecen en el presente con una misión que cumplir cada uno. Alguien estaba detrás de su desaparición y posterior aparición como si el tiempo no hubiese pasado para ellos, pero nunca llegó a saberse. La sangre de los reclusos y ciertos experimentos llevados a cabo en la enfermería de la prisión parecían ser la clave de todo.

Conspiraciones y experimentos científicos

Una más de Bad Robot, en Believe, creada por Alfonso Cuarón, una niña con habilidades especiales era la protagonista de una serie que tampoco pasó de la primera temporada y en la que un despiadado doctor dirigía Orchestra, un programa dedicado a estudiar a niños con poderes psíquicos que perseguía a la pequeña Bo por considerarla su ejemplar más valioso.

La conspiración, el crimen, la experimentación científica y la persecución suelen ser la causa común de estas corporaciones que actúan en la sombra. Aunque en ocasiones se dan casos mucho más benévolos, por llamarlos así, en los que su única función en la de proteger tesoros culturales y evitar grandes males.

Con el caso de The Librarians, esos bibliotecarios reclutados por Noah Wyle para salvaguardar los tesoros escondidos bajo tierra en su monumental y mágica biblioteca y evitar que sucesos paranormales tengan lugar rompiendo el equilibrio mundial.

En España haberlas, haylas

Qué es sino El Ministerio del Tiempo sino una institución (gubernamental para más señas) que actúa en la sombra para evitar que la historia cambie. En la aplaudida serie de Javier y Pablo Olivares los agentes del secreto ministerio tienen como misión viajar al pasado a través de unas puertas que conectan las Españas de distintas épocas con el fin de frenar las múltiples conspiraciones de quienes quieren cambiar el pasado en beneficio propio. En El Ministerio del Tiempo hay mucho de conspiración, secretismo y viajes en el tiempo, no tanto de violencia y persecución como en las anteriores. Aunque el capítulo de Torquemada lo tenía todo.

En El Barco la culpa recaía sobre un proyecto llamado Alejandría y un acelerador de partículas que provocaba un cataclismo a nivel mundial aniquilando casi por completo a la raza humana y dejando sobre la escasa superficie terrestre sin cubrir por el agua a un reducido grupo de escogidos, algunos de ellos secuaces del mencionado proyecto. Y, como ocurría en Héroes y tantas otras similares, en la ya antigua Los protegidos también había una organización, el Clan del Elefante, persiguiendo a chavales especiales. En El internado era un proyecto de los nazis y en la aún sin estrenar El incidente está por ver quién es el responsable de todo.