Público
Público

"La piratería se combate con nuevos modelos de negocio, no con leyes"

Los dueños de páginas alojadas en el extranjero reaccionan a la publicación de la lista de Sinde

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ocho de cada diez páginas señaladas por la lista de Sinde no podrán ser cerradas. Son las españolas alojadas en el extranjero y la decena creadas en países de América Latina. La Comisión de la Propiedad Intelectual sólo podrá bloquear el acceso a los españoles. La reacción de los dueños de estos sitios a su inclusión en la lista revelada por Público va desde la indignación hasta la preocupación. La mayoría creen que se está atentando contra la libertad de expresión de los internautas españoles.

'Es algo que me esperaba y entra dentro de lo normal: después de haber sido denunciado, perseguido y siendo algunas de las más conocidas de España, si mis webs no aparecieran ahí sería una sorpresa', dice Juan José Coronel, un informático onubense de 28 años. Dos de sus páginas, Bajui.com y Elitetorrent.net, aparecen en la lista de Sinde. Saltó a la fama en 2009 por un registro irregular en su casa impulsado por la SGAE. Fue doblemente llevado a los tribunales, por la vía civil y por la penal, y en sendos casos el juez le dio la razón.

Coronel no sabe qué va a pasar ahora. 'Toca esperar. De momento no voy a tomar ninguna medida, espero que no pase nada', confía. Sus páginas no están en España, por lo que sólo cabe el bloqueo. Sin embargo, impedir que los internautas españoles entren en sus páginas no es tan fácil. Aunque la Comisión ordene a las operadoras de internet tal medida, existen mecanismos técnicos, no demasiado complejos, para burlarlo. Una de ellas es el cambio de la configuración del navegador para usar servidores alternativos a los que ofrece la compañía telefónica. Otra opción es el uso de redes privadas virtuales (VPN), habituales en las redes de las empresas.

'No sé cómo van a limitar el acceso a través de VPN, seguramente sea un negocio a explotar para muchos', sostiene Hernán Botbol, uno de los tres dueños de Taringa!. Este sitio argentino que también aparece en la lista de Sinde puede presumir de contar con 72 millones de visitantes únicos al mes. Según Botbol, 15 millones de ellos son españoles. Le ha sorprendido ver su página en la lista. 'Nos preocupa que haya una mala concepción de qué es Taringa! y para qué se utiliza', cuenta. 'Es una comunidad de contenido, puedes encontrar cualquier tipo, desde curiosidades, recetas, noticias, vídeos online... El objetivo de Taringa! es ser lo que los usuarios quieren que sea', añade.

En esta página hay enlaces, pero son algo residual. 'Desde hace un tiempo Taringa! está trabajando para evitar la publicación de enlaces a descargas. El porcentaje de visitas a posts con contenidos que tienen enlaces, independientemente de si tienen o no derechos los archivos enlazados, es menor al 9%', aclara Botbol. De hecho, tienen habilitado un sistema de denuncias para que los autores que sientan vulnerados sus derechos puedan pedir la retirada de un enlace. 'Por otro lado, están los moderadores, que detectan a los usuarios que publican contenido que enlaza a servidores que pagan por descarga', explica. Son los llamados uploaders, los que inician la cadena de descargas. En Taringa! apenas suponen el 0,5% de todos los usuarios.

Pero la ley Sinde no entiende estos matices. La mera presencia de unos enlaces a material sujeto a derechos de autor abre la vía para que la industria cultural exija bloquear el acceso de los españoles a Taringa!. 'Estamos trabajando para que no haya un bloqueo. Lamentablemente parece que los sitios que permiten a los usuarios generar y compartir contenidos van a tener que aplicar filtros de censura previa, lo cual sí es una limitación a la libertad de expresión'.

La misma denuncia la hace otro sitio de la lista de Sinde alojado también fuera de España. 'Consideramos cualquier restricción, bloqueo o prohibición como un ataque a la libertad de expresión y como un acto de censura', dicen en un comunicado los responsables de Argenteam.net. Es una especie de red social donde los usuarios se dedican de forma altruista a traducir películas y series y crear subtítulos. Incluyen también enlaces al material audiovisual pero son externos al sitio.

'Una parte importante de nuestros usuarios y colaboradores radica en España, los cuales se verían afectados ante la potencial prohibición de Argenteam en ese país. Para ellos existen formas de saltarse la censura, que se pueden encontrar fácilmente usando Google. En el caso de que la prohibición llegara a producirse, nosotros difundiríamos estas posibilidades de acceso', advierten en el comunicado publicado en su página de Facebook.

Para Hernán Botbol, de Taringa, tanto trabajo no servirá para nada. 'La ley Sinde difícilmente cumplirá el objetivo de eliminar o reducir la piratería en internet, creo que eso se hace con nuevos modelos de negocios y no con leyes'.

DISPLAY CONNECTORS, SL.