Público
Público

Prince Prince murió por ingerir un medicamento falso con efectos más potentes que la heroína

El músico consumió sin saberlo unas pastillas de Vicodin falso que contenía fentanilo, opiáceo hasta cien veces más fuerte que la morfina. La Fiscalía no ha logrado, tras dos años de investigación, pruebas suficientes para acusar a nadie del fallecimiento del artista.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

Una actuación de Prince. Archivo

La oficina del fiscal del condado de Carver (Minesota, EE.UU.) anunciaba este jueves que no presentarán cargos contra nadie por la muerte del cantante estadounidense Prince. Mark Metz, fiscal del condado de Carver, aseguró que, tras completar casi dos años de investigación, no tienen "suficientes pruebas" para acusar a nadie por el fallecimiento del famoso artista.

Figura indiscutible del pop y renovador de la música negra en los años ochenta gracias a discos como Purple Rain (1984) y Sign o' The Times (1987), Prince murió el 21 de abril de 2016 a los 57 años por una sobredosis accidental causada por el consumo de fentanilo, opiáceo "entre 30 y 50 veces más potente que la heroína y entre 50 y 100 veces más potente que la morfina", según Metz.

Tras cerrar la investigación sobre su muerte, las autoridades han admitido que no lograron determinar cómo llegó el fentanilo a las manos de Prince, puesto que el músico no tenía prescripción médica para su posesión, y apuntaron como hipótesis que el cantante falleció al consumir por error Vicodin falso que en realidad contenía dicha sustancia. "Las pastillas de Vicodin falso (halladas en el domicilio de Prince) eran una imitación exacta de las pastillas Vicodin real", afirmó Metz. "Nada en las pruebas sugiere que Prince ingiriera fentanilo de manera consciente", puntualizaba el fiscal, quien añadió que nadie de su círculo sabía que el músico tenía este potente analgésico.

No había receta médica del Vicodin

Las autoridades tampoco encontraron indicios de que el Vicodin falso que mató a Prince fuera recetado por un doctor ni hallaron pistas sobre quién pudo proporcionarle esas pastillas que finalmente acabaron con su vida. "Las sospechas o insinuaciones" sobre las personas que rodeaban al músico "son categóricamente insuficientes para apoyar que se presenten cargos", explicó el fiscal.

También se encontraron numerosas pastillas en la residencia de Prince en Paisley Park (Minesota) y las autoridades señalaron que una parte "significativa" de ellas no estaban en sus recipientes originales.

El fiscal también aclaró el papel del doctor Michael Todd Schulenberg, que trató a Prince durante las semanas previas a su muerte y que llegó a un acuerdo con las autoridades federales por el que pagará 30.000 dólares (24.238 euros) de multa, pero no afrontará cargos penales. Schulenberg examinó a Prince y le proporcionó pastillas de Percocet, que no tuvieron nada que ver con el fallecimiento del artista, y que fueron recetadas a nombre de Kirk Johnson, mánager de Prince, para proteger la privacidad del músico.

El legado continúa

Casi dos años después de la muerte del artista, su legado continúa siendo un motivo de interés entre los aficionados y este jueves también se dio a conocer una nueva versión de Nothing Compares 2 U, canción escrita por Prince que popularizó Sinéad O'Connor en los años noventa.

Además, se espera que a finales de este 2018 llegue a las librerías la autobiografía que Prince estaba escribiendo cuando falleció.