Público
Público

355 millones agitan el mercado

Atlético, Barça y Málaga suman la mitad de lo invertido en fichajes por los clubes de la Liga. Pese al incremento del gasto, cada vez se dan más cesiones a coste cero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ni huelga de futbolistas ni procesos concursales ni protestas por el reparto de los derechos televisivos. Nada amilana a los clubes españoles a la hora de confeccionar las plantillas para la recién nacida temporada. El mercado veraniego de fichajes, que hace un año se desplomó con estrépito -los 460 millones de inversión en 2009 cayeron a 260-, ha remontado el vuelo. Los equipos, cada una según sus posibilidades económicas, han hecho un esfuerzo y el gasto total, al cierre de esta edición, ascendía a 355 millones. Si se restan los 294 millones de ingresos, el balance inversor (negativo) se eleva a 61 millones.

La Premier sigue siendo la más poderosa del continente. Así, los clubes ingleses invierten 474 millones e ingresan 277. Es decir, su resultado es de -197 millones. A última hora de la noche, el Calcio desbancó a la Liga como segunda potencia económica. Los clubes italianos desembolsaron 468 millones y ganaron 405, así que acreditan un gasto neto de 63 millones, uno más que la Liga BBVA.

Barcelona y Madrid están, como siempre, entre los mayores inversores pero, curiosamente, los dos grandes son, junto a Osasuna, Real Sociedad y Racing, los únicos que han gastado menos que el año pasado.

Atlético y Málaga han sido los grandes animadores

Por contra, Atlético y Málaga han sido los grandes animadores. Espoleado por los pingües beneficios que le han reportado la venta, entre otros, de Agüero, De Gea y Forlán, la entidad rojiblanca madrileña ha desembolsado más que nadie, 68 millones, y aun así ha ganado casi 14. O, seguramente, más, porque se ha prodigado en una serie de discretas y extrañas operaciones con futbolistas de segunda fila. De hecho, ayer el portugués Julio Alves, teóricamente fichado del Rio Ave luso para foguearse en el Atlético B, fue traspasado al Besiktas turco.

La del Málaga ha sido una inversión bruta. Literalmente. Al Thani, jeque y propietario del club andaluz, ha pagado 58 millones por un puñado de figuras -Van Nistelrooy, Cazorla, Joaquín...- que han revolucionado la capital de la Costa del Sol.

Sin los dispendios de pasadas campañas, Barca y Madrid han desembolsado 60 y 55 millones, respectivamente, el gasto veraniego más bajo de ambos en los últimos tres años. El ansiado Cesc, 34 millones, y Coentrao, 30, son las dos incorporaciones más caras de las entidades azulgrana y blanca.

En el Granada se contabilizan 36 operaciones de entrada y salida

Los otros miembros de la llamada clase media del balompié español -Valencia, Sevilla y Villarreal- han optado por la mesura. Los levantinos se desprendieron de su última estrella, Mata, y han querido llenar ese vacío con un aluvión de incorporaciones -Piatti, Parejo, Canales...- que, además, sólo les ha obligado a invertir un millón más de los 27 que han recibido del Chelsea por la venta del internacional asturiano. Sevilla y Villarreal, en cambio, han preferido primar ventas frente a gasto y ambos presentan idéntico balance positivo: 5 millones.

Las sociedades anónimas inmersas en Ley concursal debido a sus grandes deudas se manejaron con especial cuidado -poco o ningún gasto-, excepto Granada y, sobre todo, Zaragoza. Andaluces y aragoneses, con prácticas similares a las realizadas por el Atlético, manejan una abundante cartera de futbolistas que compran y ceden a otros clubes.

En el Granada se contabilizan 36 operaciones de entrada y salida, por 26 del Zaragoza. La operación que más llamó la atención, por su peculiaridad, es la que tiene como protagonista a Roberto. El Benfica tasó al portero en 8,6 millones, una cifra inasumible para una entidad intervenida judicialmente. El Zaragoza puso 86.000 euros y un fondo inversor en el que participa Agapito Iglesias, máximo accionista de la entidad, el resto. Ayer, en el último suspiro, el mismo Zaragoza anunció el fichaje del portugués Hélder Postiga (Sporting de Lisboa) por 2,5 millones.

Tziolis ficha por el Racing.
El Rayo ata a Raúl Bravo.
Cabrera (Atlético), cedido al Numancia.
Hleb (Barça), cedido al Wolfsburgo.
Coro (Espanyol), al Girona.
León (Madrid), cedido al Getafe.
Diego, cedido al Atlético.
Vadocz rescinde con Osasuna.
Muriel deja el Granada.
Rúper (Osasuna), cedido al Elche.
Villarreal ficha a De Guzmán.
Gago (Madrid), cedido al Roma.
Bernardo (Sevilla), al Racing.
El Espanyol traspasa a Luis García al Zaragoza.
Laguardia, cedido a Las Palmas.
Borja (Atlético), cedido al Murcia.
Romaric (Sevilla), al Espanyol.
Doblas (Zaragoza), al Xerez.
El Villarreal ficha a Uche (Zaragoza) y lo cede al Granada.
Escassi (Getafe), al Hércules.
Moisés Hurtado, al Granada.
El Atleti traspasa al Besiktas a Alves, fichado del Río Ave.
Alonso deja el Granada.
El Zaragoza ficha a Postiga.