Público
Público

Aduriz castiga al límite

Un error de Bravo en el 90 da la victoria al Valencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un error en un despeje con el pie de Bravo cuando todo apuntaba al empate le costó a la Real la derrota. Aduriz, que apenas había intervenido, castigó ese error con un remate contundente. Por entonces, con las faltas a granel en el medio del campo se había difuminó la imaginación de Xabi Prieto, que había empezado la noche dando clases de roscas.

Fue el único futbolista ofensivo de la Real que ayer enseñó algo distinto, que mantuvo el nivel con detalles técnicos de jugador especial. Tiene una habilidad prodigiosa para pisar el balón y armar un regate, pase al hueco o un centro pasado. No necesita mucho espacio para maniobrar. Sólo el balón. Un centro suyo pasado acabó en penalti por un codazo dudoso de David Navarro a Zurutuza. Prieto amagó el inicio de la carrera antes del golpeo y César se venció para contemplar como el balón se colaba suave y a media altura por el centro de la portería.

En esos momentos el Valencia reflejó en el campo todas esas distorsiones internas que le agobian en el día a día. Tuvo muchos gestos broncos, casi siempre protagonizados por César, al que le debió escocer el penalti a lo Panenka que le clavó Xabi Prieto. Lo pagó de mala manera el meta con Llorente, uno de los delanteros más nobles del campeonato. Estuvo macarrónico con él cuando le ganó un balón aéreo y después en un choque fortuito. En las dos ocasiones amenazó y se encaró con el delantero de la Real.

En la recta final de su carrera el meta vallisoletano mezcla la madurez del portero veterano bajo palos con un carácter teatrero que le perjudica a ojos de los aficionados. César va por la Liga de abuelo machaca y mandón. Ayer, sus gestos y sus desafíos no le gustaron a su propio compañero Aduriz que, perdiendo, le recriminó una pérdida de tiempo incomprensible para sacar de puerta. Dolido por aquel choque con Llorente, César fue sustituido en el segundo tiempo. De nuevo, camino del banquillo volvió a encararse con el delantero realista.

Fue Joaquín que está en su guerra particular de volver a ser el que fue, el que tiró del Valencia. Lo hizo con conducciones amenazantes, siempre con el balón cosido al pie. Sufrió mucho De la Bella con el extremo andaluz, aunque sus incursiones nunca encontraron ni a Aduriz ni a Soldado. Apenas hubo noticias de Mata, que no acaba de levantar cabeza con regularidad desde que Emery le sentó en el banquillo del Camp Nou.

Fue una falta, una jugada aislada, la que propició el empate valencianista al borde del descanso. Tino Costa se sacó un zurdazo magnífico que superó por la barrera por afuera. El segundo tiempo tuvo menos fútbol. El peligro llegaba por errores que propiciaban contragolpes en un área y en otro. O como el que tuvo Bravo. Un mal despeje por una mala cesión que Aduriz no perdonó.


Real Sociedad: Bravo; Carlos Martínez, Ansotegi, Mikel González, De la Bella; Rivas, Aranburu; Xabi Prieto, Zurutuza (Sarpong, m. 83), Griezmann; y Llorente (Tamudo, m. 71).

Valencia: César (Guaita, m. 51); Bruno, David Navarro (Stankevicius, m. 53) , Ricardo Costa, Mathieu; Joaquín, Maduro, Tino Costa, Mata (Vicente, m. 72); Aduriz y Soldado.

Goles: 1-0. M. 22. Xabi Prieto, de penalti, señalado por un presunto codazo de David Navarro a Zurutuza. 1-1. M. 45. Tino Costa de espectacular lanzamiento de falta con la izquierda que se cuela a media altura y por el palo derecho de Bravo. 1-2- M. 90. Aduriz recoge un mal despeje de Bravo y fusila con la derecha.

Árbitro: Villanueva. Mostró tarjeta amarilla a Rivas, David Navarro, Xabi Prieto, De la Bella, Bruno, Soldado y Tino Costa

Anoeta: 15. 000 espectadores.