Público
Público

Agarrotados por la presión

El pase a la semifinal copera se decidirá en El Molinon. Llorente falló un penalti más que dudoso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Athletic trató de sellar anoche su pasaporte para la siguiente ronda copera. No lo logró. Es posible que la responsabilidad en el torneo del KO fuera demasiado grande para unos jugadores tan jóvenes, poco conocedores de épocas triunfales en las que la eliminatoria se sentenciaba, casi siempre, en San Mamés. El Sporting, tras la mala imagen ofrecida el domingo ante el Recre, viajó a Bilbao con ansias de cambiar la mala racha de los últimos partidos y a punto estuvo de conseguirlo.

Comenzó el conjunto de Preciado llegando con mucho descaro. Valiente, consciente de lo que se jugaba en La Catedral. Los bilbaínos, por su parte, esperaban más tranquilos su momento. La primera mitad se convirtió en una batalla táctica que ganaron con creces los asturianos. Hasta que a la media hora los de Caparrós tuvieron su oportunidad con un más que dudoso penalti de Neru sobre Fernando Llorente. Esta vez, el 9 del Athletic no tuvo tanto acierto como en otras ocasiones. Su lanzamiento se fue alto.

El Athletic, con la brújula estropeada, no fue capaz de encarar la eliminatoria como se esperaba. El Sporting le volvió a plantar cara en San Mamés, un campo que se le da tradicionalmente bien a los de Gijón. David Barral avisaba esta semana a su entrenador y pedía más minutos.

El técnico cántabro le concedió su deseo y el punta no defraudó. Pero en el fútbol sólo cuentan los goles. Barral intentó marcar de todas las formas posibles, pero Iraizoz, el mejor de la zaga rojiblanca, lo paraba todo. Normal que Gorka se desgañitara con sus defensas. La ilusión por la Copa está más latente que nunca en la capital vizcaína, pero el pase a semifinales se dilucirá en El Molinón.