Público
Público

El alemán Mayer se come a Nadal

El español sufre la decimotercera derrota del año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mayer es un buen jugador de tenis y ayer exhibió la mejor versión de él que se recuerda para ganar a Nadal. El español, obviamente, no estuvo ni cerca de sus límites. En condiciones normales, el número dos mundial tiene que ganar siempre al esforzado número 23, sus recursos son muy superiores.

Pero no fue así. Nadal perdió en dos sets y sin tener ninguna bola de ruptura a su disposición. Nunca mostró opciones de revertir ese final, fue muy inferior al alemán. Hoy su juego está muy lejos de sus posibilidades. Es un tenista errante, desconfiado de sus opciones y vulnerable.

'Así es difícil, tienes que estar atento y con más decisión', dice su tío Toni

Las derechas de Nadal, conocidas en el circuito por su eficiencia, ayer no le permitían llegar a la línea de fondo. El español jugaba corto y eso le dio opción a Mayer para flotar hasta la red, culminar todos sus puntos con un juego bonito que hubiese tenido muchas más dificultades en realizar si hubiese tenido enfrente un escollo real, alguien que le obligase a correr y no le entregase la iniciativa. Tampoco el resto de Nadal fue el que se espera de alguien que se ha ganado la vida con honores devolviendo los saques más granados.

Se juntan muchos factores para explicar la derrota de Nada. Su juego no está en el mejor momento, fundamentalmente por ciertas faltas en el físico que ya se resiente de una larguísima temporada. La cabeza, que normalmente le sacaba de esos entuertos, no brilla, las muchas derrotas de esta temporada (13) le han quitado confianza. Ya no le sale tirar de casta. Tampoco ayuda Sanghái, uno de los torneos que peor se le da a Nadal en el circuito. El español ha anunciado en China que no competirá en uno de sus favoritos, Queens, porque la fiscalidad británica le retiene más de lo que hace la alemana en el torneo de Halle.

Toni Nadal, preocupado, analizaba el partido: 'Rafa iba demasiado a remolque. Se ha encontrado dos veces con 0-30a favor y ha fallado los dos restos fáciles. Así es difícil ganar, tienes que estar atento y con más decisión'. El tenista también se mostró insatisfecho: 'Había maneras de vencer, pero no he sabido. Es una derrota que me afecta'.

Ferrer se mete en la Copa de Maestros: 'Es el mejor año de mi carrera'

Nadal, al contrario de lo que suele suceder, fue la nota más triste del día en el tenis español. La mayor alegría se la llevó Ferrer, aunque fuese a costa de uno de sus mejores amigos, Ferrero. El ex número 1 del mundo comenzó su partido avasallando, con un 6-1 a su favor que ponía las cosas difíciles a Ferrer, necesitado de una victoria para entrar en la Copa de Maestros. En el segundo set, cuando todo estaba igualado, un mal gesto de Ferrero le dejó el tobillo maltrecho. No se rindió y llegó a tener tres bolas de partido, pero Ferrer, henchido de moral, terminó remontando y apuntándose a las semifinales. Allí se medirá con Roddick, que ganó a Almagro (el murciano se aleja así de el torneo final de Londres). 'Es el mejor año de mi carrera', comentó Ferrer, que estará por tercera vez en la Copa de Maestros. También fue un gran día para Feliciano, que eliminó a Berdych, un rival superior a él, en un partido muy serio.