Publicado: 17.05.2014 20:51 |Actualizado: 17.05.2014 20:51

El Atlético recupera el trono liguero 18 años después

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Atlético de Madrid ha recuperado el trono de la Primera División española 18 años después de su última conquista, la temporada del doblete (1995/96), tras una sensacional campaña que se ha visto culminada con el empate ante el FC Barcelona en el Camp Nou. El conjunto colchonero se convierte así en el primer club que rompe el duopolio construido por Real Madrid y Barcelona en las últimas nueve temporadas, habiendo cosechado tres títulos los merengues y seis los culés, además de establecer la puntuación más alta de su historia (90).

El Atlético recupera la Liga después de 18 años del que ganó en la temporada del doblete, en la que también ganó la Copa del Rey, ante el Barcelona en Zaragoza. El Atlético certificó esa campaña la conquista liguera en la última jornada, el 25 de mayo de 1996, en el partido ante el Albacete, disputado en el estadio Calderón. Los goles del Cholo Simeone (minuto 13) y de Kiko (minuto 31), le dieron a los madrileños, entrenados entonces por el serbio Radomir Antic, el cetro de la regularidad al sumar 87 puntos en una campaña con 22 equipos en Primera División en la que estuvo como líder en 39 de las 42 fechas.

Dieciocho años después y también en la última jornada, el Atlético levantó su décimo título liguero. El gol de Diego Godín en el minuto 49 igualaba el marcador después del anotado por el chileno Alexis Sánchez en el minuto 34. El Atlético se hizo con el campeonato tras sumar 90 puntos, por 87 el Barcelona y el Real Madrid.

 

La 'Décima' Liga del Atlético llega tras una temporada marcada por la prudencia de su entrenador, Diego Pablo Simeone, quien se empeñó desde un primer momento en calificar de "aburrido" al campeonato. "Sigo convencido de que la Liga es aburrida. Hay pocas posibilidades para todos los equipos que no sean Madrid o Barcelona", decía el 'Cholo' en noviembre.

Sin embargo, el Atlético mantuvo el pulso y superó el tramo más complicado del curso en el mes de febrero --pese a la eliminación en la Copa del Rey ante el vecino--. Los rojiblancos lograron alcanzar los octavos de 'Champions', tras una fase de grupos impecable y eliminaron al AC Milan, en la primera eliminatoria, con mucha contundencia. El esfuerzo realizado en el 'Viejo Continente' y las primeras bajas condicionaron a un Atleti que vivió su tramo más sinuoso a finales de este mes. De hecho, los del 'Cholo' sólo ganaron un partido de los tres anteriores (3-0 al Valladolid) a la visita del Real Madrid al Calderón.

Aquel 2-2, el primer fin de semana de marzo, dejó al Atlético en tercera posición, a tres puntos del Real Madrid, pero con el 'gol-average' ganado por el triunfo en la primera vuelta. Simeone, en sus trece, daba como favoritos a los dos gigantes, argumentado --una vez más-- por la fuerza de la clasificación.

No obstante, el discurso del técnico continuó siendo el mismo pese a los pinchazos de Real Madrid y Barcelona que pronto le catapultaron a la primera posición, precisamente en la jornada 29, coincidiendo con el 3-4 de los culés en el Bernabéu. Nada cambió. "Cuando queden cuatro fechas hablaremos del campeonato. Ya veremos, todavía es demasiado pronto".

Pero nada ni nadie hizo girar el empecinamiento de Simeone, que insistió en la "responsabilidad" con ellos mismos, pero sin añadir presión a su plantilla, que se mantuvo firme en el tramo decisivo. La derrota en el Ciutat de Valencia, la única en las diez últimas semanas (el resto fueron victorias) no ha impedido que les privasen de la gloria. El técnico que agitaba la bandera en 1996 como centrocampista, hoy la agita desde el banquillo y junto a su afición, aquella que le idolatra por encima de cualquier futbolista. Hay reside el éxito de este Atlético, donde nadie está por encima de nadie. El grupo es la fuerza; su líder, el camino.

 

----------------------------------------

 

 

Concluida la Guerra Civil, el Athletic Aviación Club, que pasó a denominarse después Atlético de Aviación, no desciende tras ganar la promoción al Osasuna. En su primera temporada tras la contienda gana la liga en el último partido ante el Valencia tras sumar 29 puntos, por 28 el Sevilla, segundo clasificado.

 

 

Con el refuerzo de Pruden, máximo goleador del torneo con 30 tantos en 22 encuentros y primer "pichichi" de la historia del club, y otra vez con el "Divino" Ricardo Zamora en el banquillo, el Aviación, con alas y corona en su escudo, levanta el título por segundo año consecutivo en la última jornada de una campaña en la que el equipo asombró con las goleadas al Athletic, en Bilbao (0-5), al Madrid, en Chamartín (1-4) y al Barcelona, en Las Corts (2-4).

 

 

Con Helenio Herrera como entrenador, los rojiblancos conquistan el tercer título liguero con una delantera prodigiosa y mítica, la de "cristal", formada a partir de la de "seda" con la incorporación de la "Perla Negra", el marroquí Larbi Ben Barek, fichado por el Atlético en 1948. El Atlético es campeón con 33 puntos logrados en 26 encuentros de una liga muy reñida. El Deportivo es segundo con 32, el Valencia tercero, con 31, el Real Madrid cuarto, con 31, y el Barcelona y el Athletic, quinto y sexto, respectivamente, con 29 puntos cada uno.

 

 

Juncosa, Ben Barek, Pérez Payá, Carlsson y Escudero, los cinco inolvidables componentes del ataque de cristal, son otra vez los grandes protagonistas de un equipo que, bajo la sabia batuta de HH, levanta su cuarto entorchado liguero y los dos últimos, como los anteriores, de nuevo de forma consecutiva. Los cinco de cristal coinciden pocas veces juntos en las alineaciones debido a las lesiones, pero el Atlético deleita con partidos para el recuerdo, como un 3-6 al Real Madrid en Chamartín, el 12 de noviembre de 1950, con dos goles de Ben Barek.

 

 

Antes de la mudanza al Manzanares, el Atlético alza la quinta liga el último curso en el viejo Metropolitano, quince año después de haber logrado la cuarta. En una disputada pugna con el Real Madrid, los rojiblancos, entrenados por Domingo Balmanya, logran el trofeo en el último partido con una histórica victoria ante el Español en Sarriá (0-2), con tantos de Ufarte y Griffa. El Atlético es campeón con 44 puntos, por 43 el Real Madrid. Es el Atlético de los Madinabeytia, Rivilla, Griffa, Calleja, Sosa, Glaria, Ufarte, Luis, Mendoza, Adelardo y Collar.

 

 

Con el genial Marcel Domingo en el banquillo, el Atlético levanta la sexta en Sabadell en la última jornada. Ufarte y Calleja dan la victoria y el título a los madrileños (0-2), que suman 42 puntos, mientras que el Athletic de Bilbao, segundo, alcanza 41. Domingo se convierte ese año en el primer y único, hasta ese momento, integrante del club que logra la liga como jugador (había cantado el alirón como portero en las campañas 49-50 y 50-51) y como entrenador. Posteriormente lo conseguirían también Luis Aragonés y Diego Pablo Simeone.

 

 

El 20 de mayo de 1973, el Atlético celebra su primera liga en el Calderón también en la última jornada. Es la liga de Max Merkel, el técnico austríaco que un año antes había logrado la Copa. En el último encuentro, el Atlético recibe al Deportivo de La Coruña en Madrid. Le vence 3-1, resultado que envía a Segunda a los gallegos, y proclama a los madrileños, a los que bastaba el empate, campeones. Míster Látigo, conocido así por sus duros métodos de entrenamiento, alinea esa tarde a: Pacheco; Melo, Benegas, Quique; Adelardo, Iglesias; Ufarte, Luis, Gárate, Irureta y Alberto. Luis, Adelardo y Gárate marcaron los tres goles del Atlético.

 

 

En la penúltima fecha, un gol de Rubén Cano le da al Atlético el punto que necesitaba para proclamarse campeón de Liga por octava vez en el Santiago Bernabéu, donde empató 1-1 con el Real Madrid. Era un equipo, entrenado ya por Luis Aragonés, espectacular, con los brasileños Pereira y Leivinha como principales estrellas. Dos jugadores que ofrecieron muchas tardes de gloria a la hinchada del Manzanares. El Atlético fue campeón con 46 puntos y el Barcelona segundo, con 45.

 

 

Con el serbio Radomir Antic al frente, el Atlético firmó una campaña soberbia en la primera liga de tres puntos y con 22 equipos en Primera División: 87 puntos sumaron los rojiblancos, después de 26 partidos ganados, 9 empatados y 7 perdidos, al éxito unieron la Copa formando el único doblete del Liga y Copa en la historia del club.

 

 

En contra de casi todos los pronósticos, el Atlético del Cholo Simeone logra una hazaña inigualable en sus 111 años de vida al hacerse con la décima liga y alcanzar la final de la Copa de Europa. Una campaña de ensueño dirigido por un entrenador que se consagra como uno de los mejores del mundo y que ha devuelto a los rojiblancos al lugar que históricamente le corresponde.