Publicado: 05.02.2014 21:50 |Actualizado: 05.02.2014 21:50

El Atlético revive su peor pesadilla en el Bernabéu

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El plan era el mismo que en la última treintena de partidos y que hace más de cuatro meses en el mismo escenario. Faltó, sin embargo, la misma mentalidad, el mismo rigor defensivo, la misma precisión... Bueno, en realidad al Atlético le faltaron demasiadas cosas; tantas que no se pareció en absoluto a lo visto en los últimos dos años. Quedó muy lejos de ése que gobierna por vez primera en 18 años la Liga. Los de Simeone salieron inferiores al Bernabéu y así se sintieron el resto del partido, tremendamente desconocidos. Le sirvió en bandeja final y media de Copa a un Madrid que tampoco dio mejores señales que los colchoneros, pero les valió con un poco más de intensidad, dos goles de rebote de Pepe y Di María y una genialidad del argentino que culminó un enrachado Jesé. Tuvo suerte, sí, el Madrid, pero dio la sensación de que incluso sin ésta y sin Cristiano hubieran ganado igual.

Lo extraño es que los rojiblancos, cuando más lanzados vienen, hinquen la rodilla de manera tan rotunda. Con una similar puesta en escena, volvieron, sin embargo, los fantasmas de un pasado trágico para el Atlético en el Bernabéu. Esos de hace no mucho, de partidos con goleadas inapelables y rojiblancos inoperantes. No hicieron los colchoneros gala de ninguna de las virtudes que le han aupado para romper el duopolio establecido por Barcelona y Real Madrid: ni defendió bien ni machacó al contragolpe.

No aprovecharon los de Simeone otro partido al tran tran de los blancos, que con el viento a favor, se dedicaron a sestear cuando más olían la sangre de un rival casi moribundo cuando se contaba media hora de partido. Indolente, no se benefició el Atlético de los muchos errores y pérdidas de los de Ancelotti, que sólo crearon peligro en la primera mitad con varios centros a la olla y el barullo posterior. Una polémica que presidió todo el partido, de principio a fin, con Diego Costa como principal receptor de golpes y patadas. El hispano brasileño, que no estará en la vuelta por sanción, se las tuvo con Pepe y después con Arbeloa, y de ambos recibió dos duros y feos pisotones. El central luso, no obstante, también hizo lo mejor del primer acto, aunque fuera sin querer. Se atrevió con un disparo lejano, sin peligro, que rozó en Insua y acabó en gol. Villano esperado y héroe imprevisto, dio al Madrid la excusa que necesitaba para no pisar el acelerador.

Parecieron despertar los colchoneros tras el descanso, a buen seguro por un discurso de El Cholo en el vestuario, pero la reacción duró apenas cinco minutos. Se volvieron a hundir en una alarmante mediocridad mostrada esta noche. Esta vez, ni Koke apareció para guiar a los suyos. Apenas tocó balón el canterano y perdieron el Atlético su guía en el mediocampo. Tampoco Diego tuvo la buena estrella del pasado domingo, cuando regresó al Calderón con tanto, goleada y liderato.

Di María, el Guadiana del Madrid por lo que tiende a aparecer y desaparecer, se elevó en un partido muy flojo como el mejor del choque junto a Modric. El argentino sirvió con un espectacular pase el segundo tanto a un Jesé de dulce, que pide a gritos la titularidad en lugar de Bale, quien volvió a ser baja hoy. No dejó de creer, no obstante, el Atlético pese al segundo mazazo. Sabía que un tanto en el Bernabéu les metía de lleno en la eliminatoria y lo tuvo Godín con un remate de cabeza que Modric sacó bajo palos. A la siguiente jugada, Di María hundió a los de Simeone con otro tanto de rebote, que trajo a la memoria de los atléticos pesadillas de otra época.

3 - Real Madrid: Casillas, Arbeloa, Pepe, Ramos, Coentrao, Xabi Alonso, Modric, Di María (Illarramendi, m.82), Jesé (Isco, m.84), Cristiano Ronaldo y Benzema (Morata, m.73).

0 - Atlético de Madrid: Courtois, Juanfran, Miranda, Godín, Insua, Gabi, Koke, Raúl García (Sosa, m.70), Diego (Cristián Cebolla'Rodríguez, m.46), Arda Turán (Adrián, m.61) y Diego Costa.

Goles: 1-0, m.18: Pepe; 2-0, m.58: Jesé; 3-0, m.74: Di María

Árbitro: Carlos Clos Gómez, del Comité Aragonés. Mostró tarjeta amarilla a Pepe (m.24), Diego Ribas (m.27), Diego Costa (m.61), Juanfran, m.77), Miranda (m.87) y a Simeone (m.84).

Incidencias: Encuentro de ida de las semifinales de la Copa del Rey disputado en el estadio Santiago Bernabeu ante 74.278 espectadores. Antes del inicio del partido se guardó un minuto de silencio en memoria de Luis Aragonés.