Público
Público

Barça y Espanyol apuestan por la cosecha propia

Guardiola cuenta hoy con ocho canteranos y Pochettino convoca a seis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Clac-clac, clac-clac, clac-clac. El reloj ha dado las cinco y el repiqueteo de cientos de tacos sobre el cemento rompe el silencio que imperaba hasta esa hora en la ciudad deportiva del Barcelona, en Sant Joan Despí. Por todos lados aparecen críos uniformados de azulgrana; algunos cargan con voluminosos sacos de balones.

A poco más de 20 kilómetros, en Sant Adrià del Besos, donde se entrenan las promesas del Espanyol, se repite el mismo repiqueteo. Clac-clac, clac-clac, clac-clac. Allí, por las tardes, tras la escuela los fines de semana también reina cierta algarabía.

El Barça busca niños «inteligentes, con buena técnica y velocidad»

Como en muchas otras canchas, en Sant Adrià y Sant Joan Despí decenas de niños y niñas toman a diario los campos de fútbol que por la mañana ocupan los mayores.

Los canteranos de Barça y Espanyol lo hacen, además, con especial orgullo y esperanza. No en vano, sus clubes hace ya algunos años que presumen de fútbol base.

'¡Balón al suelo! ¡Pase, pase, pase!', grita el técnico del alevín A del Barcelona mientras los chavales que entrena participan en un rondo. 'La pelota, arriba o abajo; a media altura nos obliga a hacer un control', corrige.

Pericos y culés confirman cada año su supremacía en el fútbol catalán

En Sant Adrià, una docena de muchachos del Espanyol de entre 10 y 14 años comparten una abigarrada sesión. 'Hacemos entrenamientos de tecnificación con grupos reducidos de chavales de diversas categorías', cuenta Antonio Morales, responsable de la cantera blanquiazul desde el pasado verano.

'Aquí si un chico de 16 años vale, pues se lo sube al filial. No tiene sentido que se quede en un equipo sólo porque es el que le tocaría por edad', sentencia.

'Nosotros buscamos niños que destaquen por su inteligencia, técnica y velocidad', apunta Albert Benaiges, coordinador de la cantera del Barcelona. En cuanto a los entrenadores: 'Que hayan jugado al fútbol, al nivel que sea; chavales formados, licenciados en INEF o MEF y de nuestra total confianza', añade.

«Si un chico de 16 años vale, se sube al filial», dice Morales, del Espanyol

'Llevo más de 30 años en esto y he visto pasar por la cantera futbolistas que ahora tengo como preparadores', rememora Benaiges. Son los casos, por ejemplo, de Quique Álvarez y Xavi García Pimienta, ahora técnicos del juvenil.

'Algunos hacen toda la carrera en el Barça: Piqué, aunque se fue un tiempo, empezó aquí como prebenjamín, como Valdés. Otros, como Iniesta, se incorporan ya como infantiles o cadetes', detalla Benaiges. 'Pero la relación con el resto de clubes es buena', puntualiza.

Desde prebenjamines hasta juveniles, salvo sorpresa, Barça y Espanyol se disputan temporada tras temporada el campeonato de Catalunya. No hay más que consultar ahora mismo la clasificación de los equipos A de ambos clubes para confirmar su supremacía.

'Para nosotros el estilo es innegociable, 4-3-3 o 3-4-3, todos jugamos a lo mismo', afirma Benaiges, a quien se le acumulan las reuniones a partir de las siete. 'Yo llegué en junio y nos hemos dado un margen de un año para ver cómo funciona la cantera del club, pero me parece imprescindible recortar las plantillas defiende Morales; del infantil para abajo, no más de 18 jugadores, la rotación ayuda a destapar talentos'.

'Estoy seguro de que la cantera del Madrid o del Espanyol es tan buena como la nuestra. La única diferencia es que aquí somos valientes y los ponemos', sentencia Guardiola. 'En un club como el Espanyol y teniendo en cuenta los problemas económicos, la cantera juega un papel fundamental; necesitamos que produzca jugadores', concluye Pochettino.