Público
Público

Bolt firma el único récord

Usain completa unos grandes Mundiales y supera con otro oro su descalificación en los 100 metros lisos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No hizo falta Asafa Powell.El potencial de los velocistas jamaicanos es tan asombroso que incluso perdiendo a su número dos (Powell tiene una lesión en la ingle) siguen siendo los mejores del mundo. Y los mejores de la historia.

Ayer saltaba Bolt a la pista de Daegu por última vez. Lo hizo con más tranquilidad porque ya tenía una medalla de oro, la de los 200 metros) en su mochila y se había redimido de su error en la final de 100.

Los jamaicanos reeditan su dominio de Pekín'2008 y Berlín'2009

Jamaica partía como favorita ante Estados Unidos y Francia en los relevos 4x100 metros, pero esta prueba, el relevo corto, como se le llama en el argot atlético, es siempre una caja de sorpresas por la velocidad a la que se efectúan las entregas del testigo.

Los jamaicanos, que arrancaron con sus hombres más débiles (Carter y Frater ) lograron ventaja en la tercera posta con el joven Yohan Blake, campeón mundial de 100 metros. Justo antes de que Blake entregara a Bolt, se produjo la caída del estadounidense Paton. Pero Jamaica ya iba delante. Usain voló una vez más en la recta y señaló un nuevo récord mundial (37.04) que borraba los 37.10, también de Jamaica, establecidos en Pekín. Lemaitre logró la plata para Francia (38.20), pero jamás fue tan grande la diferencia entre primeros y segundos en unos Mundiales (1.16).

'Pedí correr la recta porque me duele el tendón de Aquiles y me habría molestado más en la curva', declaró Bolt. 'Blake ha corrido una gran curva y yo he disfrutado mucho haciendo la última posta. Estoy muy feliz', añadió. Los Mundiales no pudieron empezar peor para Usain pero tampoco podían acabar mejor. Sus exhibiciones en el 200 y el 4x100 han fortalecido sus expectativas para Daegu.

Lemaitre, siempre fiable, fue decisivo en la brillante medalla de plata lograda por Francia

Estados Unidos sí funcionó en el relevo femenino. El cuarteto formado por Knight,Felix, Myers y Jeter derrotó a Jamaica por 14 centésimas. Allyson Felix se convierte así en otra de las estrellas de los Mundiales. Se marcha de Daegu con cuatro medallas: dos de oro en relevos (4x100 y 4x400), una de plata en 400 metros y bronce en los 200.

En la final de 5.000 competía el último atleta español. Era la última bala para conseguir al menos una tercera plaza de finalista en el balance de la selección. Pero Jesús España no estuvo en su mejor forma. Cuando el pelotón se estiró, el madrileño se quedó sin fuerzas. Fue duodécimo con 13:33.99 en una prueba ganada con brillantez por el inglés Mo Farah, que regresa a tierras americanas (se entrena en Oregón a las órdenes del exatleta Alberto Salazar) con el oro de ayer y la plata del 10.000.

Los Mundiales han presenciado el renacer de Estados Unidos. De los diez oros y seis platas logrados en Berlín'2009 han pasado a doce oros y ocho platas. Los estadounidenses han dominado el medallero en Daegu gracias a un bloque muy sólido que sólo se debilita en los lanzamientos. Han mejorado en fondo y mediofondo, se mantienen bien en velocidad y han estado especialmente fuertes en las especialidades de salto. Ayer mismo, Christian Taylor, un muchacho de 21 años, sorprendió en triple con unos fantásticos 17,96 que le dieron el oro por delante del británico Idowu (17,77).

Rusia también ha completado unos Mundiales excelentes. La imagen de Savinova, adelantando ayer a Semenya en la recta de los 800 metros y ganando con el excelente crono de 1:55.87, muestra el buen momento que vive el atletismo ruso, segundo en el medallero con nueve oros, cuatro platas y seis bronces. Kenia (fondo) y Jamaica (velocidad) siguen fuertes en sus especialidades de siempre y Europa sigue perdiendo terreno.

Los controles de dopaje han sido universales en Daegu. Todos los atletas fueron objeto de análisis de sangre. Ha sido la gran novedad.