Publicado: 19.08.2015 11:49 |Actualizado: 19.08.2015 13:52

El británico Sebastian Coe llega al rescate de un atletismo en crisis

El doble campeón olímpico en 1.500 metros es elegido nuevo presidente de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo. Tendrá como principal reto la lucha contra el dopaje, en un deporte muy cuestionado por los recientes escándalos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El mediofondista Sebastián Coe interviene en el congreso en el que ha sido elegido nuevo presidente de la IAAF. EFE

El mediofondista Sebastián Coe interviene en el congreso en el que ha sido elegido nuevo presidente de la IAAF. EFE

PEKÍN.- En plena crisis de credibilidad, el atletismo entregó hoy su destino al británico Sebastian Coe, elegido presidente de la IAAF bajo promesas de reforzar la lucha contra el doping y modernizar el deporte.

"No hay una tarea para la que esté más preparado, para la que tenga más ganas. Si me dan su apoyo, no les fallaré", prometió Coe en Pekín, minutos antes de imponerse al ucraniano Serguei Bubka en la votación del Congreso de la IAAF (Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo).

El sillón de mando, lugar que dejará el senegalés Lamine Diack tras 16 años, era un asunto de dos leyendas del atletismo: por un lado Coe, doble campeón olímpico de 1.500 metros; por el otro Bubka, el rey del salto con pértiga con seis títulos mundiales.



La capital china, que a partir del sábado albergará los Mundiales, amaneció hoy bajo su habitual manto gris, sin dejar pasar apenas un rayo de sol. El atletismo vive una situación similar: las continuas sospechas de doping sobrevuelan al deporte, amenazando la tranquilidad y reputación de sus dirigentes y atletas.

Perfecto orador y de acento british impoluto, Coe, nacido en Londres hace 58 años, aparece ahora como la cara visible del cambio que, según ciertos críticos, tanto necesita el atletismo. Bubka representaba la opción continuista de Diack, que a sus 82 años decidió no volver a presentarse.

"Gracias por confiar en mí", dijo Coe en un breve discurso tras la votación en una sala de congresos a escasos metros del Nido de Pájaro, el estadio olímpico de 2008 donde se disputarán las competencias mundialistas. "Gracias a las federaciones por este honor".

El británico cumplió con los pronósticos que le apuntaban como claro favorito sobre Bubka al recibir 115 votos frente a los 92 del ucraniano.

"Toda mi vida luché por el atletismo. Luché por hacer mi deporte fuerte, pero nunca lo hice sólo", dijo, tendiendo la mano a los presidentes de todas las federaciones nacionales, a las que prometió 200.000 dólares cada cuatro años. "Hoy no estoy aquí para ofrecerles mi visión, sino nuestra visión. Estoy aquí para compartir el poder. Tenemos que ser humildes".

La elección de Coe llega después de que "doping" se convirtiera en el apellido de "atletismo" en las últimas semanas. Prácticamente cada noticia sobre el deporte que gobierna la IAAF estaba relacionada con las sustancias prohibidas.

Hace una semana, la IAAF aseguró que 28 deportistas que participaron en los Mundiales de Helsinki 2005 y Osaka 2007 compitieron con índices anómalos en su organismo. Además, la televión alemana ARD y el dominical británico "The Sunday Times" publicaron recientemente un informe que denuncia que un tercio de los medallistas de competiciones de resistencia en Juegos Olímpicos y Mundiales entre 2001 y 2012 arrojaban parámetros sospechosos de doping. El estudio se basó en 12.000 análisis de sangre obtenidos, según ambos medios, de un banco de datos de la IAAF.

"Según algunos medios, el atletismo se convirtió en una especie de monstruo. Todo el mundo se dopa, todo el mundo se dopa", dijo hoy visiblemente molesto Diack.

Hace días, la IAAF calificó de "sensacionalistas y confusas" las acusaciones y condenó "la divulgación de datos médicos privados y confidenciales", pero la Agencia Mundial Antidoping (AMA) se mostró "muy alarmada" por las informaciones y el tema doping se metió inevitablemente en la campaña.

"Lord" Coe prometió llevar a cabo una reforma del atletismo para hacerlo más atractivo y moderno. La lucha contra el doping será, según anunció, una prioridad de su programa.

El ex atleta aseguró que habrá "tolerancia cero" ante las sustancias prohibidas y reiteró su idea de crear una comisión antidoping independiente.

"Tenemos que reconocer que hay conflictos y lagunas. El órgano independiente se ocupará de eso, pero va a llevar tiempo implementarlo", expresó después en una rueda de prensa, con traje azul marino y corbata celeste.

Coe, que fue jefe del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, labor por la que recibió numerosos elogios, será apenas el sexto presidente de la IAAF en los 103 años de historia del organismo.

Bubka, por su parte, tuvo que conformarse con ser elegido como vicepresidente de la IAAF, cargo para el que también fue votado el cubano Alberto Juantorena.

"Seb, quiero felicitarte", le dijo Bubka a Coe después de un abrazo. "El atletismo crecerá y será más fuerte. Soy un hombre feliz porque amo el atletismo. Seguiré sirviendo al atletismo con dignidad y gran pasión".

Además, el presidente de la federación española desde 1989, José María Odriozola, fue elegido tesorero de la IAAF al superar en la votación al singapurense Fei Tang Weng y a Geoffrey Gardner, de la Isla Norfolk.

El español sucederá en el cargo al ruso Valentin Balajnichev, que a comienzos de 2015 dejó su puesto tanto en la IAAF como en la federación de su país -donde era presidente- después de que un documental de la cadena alemana ARD acusara al deporte ruso, y al atletismo en particular, de doping sistemático, análisis positivos escondidos, sobornos y corrupción.